Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

CAFÉ, CAMARERO

>> domingo, 21 de septiembre de 2008

¿Quién se acuerda de los antiguos amigos?
Todos en cada momento
Pero nunca coincidimos
Para transportar los buenos recuerdos
Los primeros, los límpidos

Ahora me he acostumbrado a sentir lejanos
a los que en otro tiempo tenía amarrados
por un cordelito
con el que solo había que tirar
para verles el pelo moreno o rubio
Lo castaño es un buen intermedio
y lo pelirrojo lo desconozco
Lo desconocía hasta bien poco
por lo que conociendo solo uno
este puede sentirse aludido.

Para mí sois como el café
que por mucho removerlo en la taza
acaba resurgiendo tiñendo todo
dándose importancia

Ahora puedo echar de menos
a una persona que se ha ido lejos
pero que volverá a mi lado
Distintas añoranzas
en un mismo cuadro marinero
de mujeres que despiden con hijos bajo faldas
a los maridos
que parten y nunca se sabrá
si volverán a ser vistos

Mientras tanto
los abnegados cafeteros
atienden las peticiones
de los clientes más selectos
dejándoles su hombro
en los momentos más bajos
Hablando de lo divino y de lo humano
Entre el espesor de los cigarros
de un café centenario
lleno de placas
de ausencias y de recuerdos
Recuerdos de fantasmas
o de personajes enmarcados
sonriendo a la cámara
o al pincel siendo retratados


Y más de una vez uno de ellos me ha cantado
Ea la naaana
Ea la naaana
La de los niños que se van a la cama
Y yo, con lágrimas de mofletes rojos
le miro con ojos vidriosos
y le hago la segunda voz
Y entonces irrumpe el coro
y la maravilla de lo improvisado
resurge como el café
en los momentos inesperados

Espero que no me tengáis rencor
porque yo no os lo tengo
Tampoco es admiración
Quizás buen sabor de boca
después de despegar los labios del vaso
y recordar al Juan Valdez que nos presentaban
a la entrada de la tienda
El que entraba por la nariz
cuando al colegio íbamos
cargando nuestras mochilas
cuando la ingenuidad infantil
nos impedía entrar y saborear de verdad
lo que con un adelanto nos embaucaba

21 - 9 - 2008

2 comentarios:

DoRiTo (Tex-Mex) 22 de septiembre de 2008, 3:33  

gracias por traerme recuerdos de aquella época, una vez más. Y cómo me gusta recordarlos :)
Mentiría si te dijera que no lo echo de menos.

putativus 22 de septiembre de 2008, 9:55  

Nerea,no necesito escribir nada que no sienta, pues perdería miserablente e tiempo. Yo fui feliz auellos años, porque te tenía cerca siempre y parecía que estábamos tan compenetrados que naa podía ser imposible d pasar si nos uníamos. Ahora, hemos crecido, pero el tiempo en nuestro caso espero no haya destrozado nada de esa gran pared que forjamos entre los dos, ni un resquebraje. Te tengo presente porque formas parte de mi memoria. Todavía recuerdo ese día que me levantaste del suelo cuando un chico, noo voy a ecir quién, que conocemos perfectamente, me quitó la silla donde iba a sentarme, ante el escarnio de todos. Tú fuíste mi Jesucristo, y te faltó decir que quien estuviese libre de pecado tirase la primera piedra. Gracias mil por existir.

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP