Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

EL PAYASO

>> domingo, 21 de septiembre de 2008

No puedo por menos que recordar
A aquel payaso
Que de pequeño, encontraba siempre sonriente
Sonrisa arqueada muy despacio
De bienestar incomprendido
Un payaso algo envejecido
Que por sus ropas diríase el más feliz del universo.
Un día de estos
Pasé por la misma calle
La calle Goya
Junto a Felipe segundo
En el cruce mismo.
Él ya no era el de antes
Estaba encorvado sobre su asiento
Y un cartel rezaba así, pidiendo monedas:
“Padezco esquizofrenia y necesito un médico”.
Toda su estructura habíase desmoronado
Y ya no tenía fuerzas
Para seguir pidiendo con la lentitud de un resignado.
Es terrible encontrar
Un problema mental con el goce de los niños
Parapetado entre cartones
Sonriendo como antes venía sonriendo.
Nunca lo había sospechado
Nunca habría llegado a tal conclusión
De haberlo sabido
No me hubiera mostrado con diversión
La diversión del que se ríe del tonto payaso
Que con cincuenta años
Sigue trabajando
Sin pararme a pensar el porqué de su trabajo.
Ahora, solo puedo mirar abajo
Y pensar en lo que hecho
Lo que hice, tal vez
Como los niños castigados,
Que se van a la pared
Y colocan su cabeza sobre ella.
¡Lo siento, lo siento allá donde estés
Que ya ni siquiera te veo
Donde antes ponías tu escaparate
Teniendo detrás otros!
Sé que me perdonarás
Dentro de lo que tu razón te concierne
Y serás el más justo de todos
Habiendo visto tanta vida pasar
Subido en esa maleta de equipaje
Pintado hasta las cejas
Viendo comportarse a la gente… 21 – 9 - 2008

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP