Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

LAS PERSONAS HONRADAS

>> miércoles, 24 de septiembre de 2008

Un día en el estudio de Tomás Lorente.

Una persona que guarda la pata de una silla para reutilizarla en beneficio artístico te invita a pintar un cuadro en su estudio. Después, una vez terminado (siendo realmente suyo, pues tú solo he estas ahí para que te sean corregidos los errores) te lo empaqueta para que no te manches llevándolo con el óleo todavía fresco. A él le da igual una pata que dos cartones y te los entrega en propia mano sabiendo que tú puedes hacer dos cuadros con ellos así como hubieras podido hacer una escultura al capricho de la pata.
¡Y encima no quiere que le diga la verdad porque lo considera un halago! Yo no halago, sino digo verdades- le contesto. Y es cierto, pues yo hasta hace un momento pensaba que sus paisajes podían hacerse (malamente copiados) por mi mano, pero ahora, tras tantos arrepentimientos bajo pinceladas correctas, debo callarme la boca y asumir su preponderancia sobre mi; yo, que pensaba sabía pintar. Una cosa es segura: debo andar con paso firme, aunque en cada movimiento surja un desequilibrio que rápidamente corrijamos. Esa es su enseñanza. Cuando se apoya un pie, parece que nuestro peso va a provocar la caída hacia ese lado, pero el reflejo de la costumbre te estabiliza la incertidumbre.
Una persona honrada no puede tener por amante a una persona que se considere esclava del cuerpo del que ama, pues esto envilecería su ego y actuaría sobre el patetismo que puede sugerir la otra persona, resultando en esto más sobresaliente. Uno no debe dejarse torear, pues si bien López Ibor dijo, en un libro sobre sexo con las censuras convenientes de la época franquista, que “la mujer era su coño”, es decir, era lo contrario al hombre que es excéntrico, el papel de este varón debe de ser el de no dejarse someter, pues en esto aumenta el afán femenino por apoderarse del otro sexo. Una mujer nunca podrá ser desinteresada, como quien dice en estos casos, generosa. Si bien Machado decía en su autorretrato que aprovechaba en el hombre lo que tenía de hospitalario, también decía que nunca había sido un Bradomín, es decir, el personaje de marqués inventado por Inclán, muy señorito él. Si uno es buena persona y ha de cambiar por la situación de propia valoración para la mujer, esto no quiere decir que deba denotarse chulería, sino cariño hacia la propia vida, interés por su salud y no morir de amor tan fácilmente, pues así han de tomarse las alegrías y penas que parecen apoderarse del cuerpo en momentos determinados de la vida.

LISTO-TONTO : la gran decepción que da el conocimiento en la experiencia.
TONTO-LISTO: La constante vigilia hacia tu persona, las uñas afiladas siempre.
LISTO-LISTO: No necesita de máscaras pues los dos aspectos se configuran a la perfección.
TONTO-TONTO: Sentir compasión (y esto no incluye la exaltación de la propia persona porque no tiene porqué sentirse superior para sacar tal conclusión)



Parezco, sin embargo, con cada una de mis conclusiones (donde conjuntamente va de la mano una opinión) que poseo diferentes facetas que pueden hacer de mí una persona poco fiable. Nada más lejos que los dos polos que nos achatan… Diversidad de opiniones, apertura a distintos enfoques, esto me enriquece como los componentes de la ensaladilla rusa.





RICO-POBRE: Ansía, como escudo español de la apariencia, ser un dandy, como el caballero de gracia.
POBRE-RICO: Es feliz con lo que tiene. Punto.
RICO-RICO: Participa con su riqueza del fomento de nuevas.
POBRE-POBRE: Dice no poder aspirar a ciertas cosas pero, cuando se las ponen en bandeja, las rechaza. La queja por la queja.

Quien se deje llevar por las corrientes como las algas, acaba enriqueciéndose como éstas con su sacrificio.

CHICHISVEO: Acompañante de confianza de la mujer, cuya inclinación femenina no ya por sus instintos sino por sus hormonas (las cuales le descolocan en cuanto al encasillamiento alma-cuerpo) le hace estar presente hasta en los momentos más íntimos de su confidente.
PITOPAUSIA: Los hombres también llegamos a la decadencia.

Dicen que Picasso pintaba cómo un niño. ¡Y qué quieren, si no hacía más que aprender, que buscar nuevas metas, nuevos horizontes! Un niño está aprendiendo constantemente, y debemos alabar en Picasso su espíritu de superación.

Uno puede creer que lo que crea es una mierda. Pero, no olvidemos que, de un conjunto de mierdas, puede nacer la flor más hermosa jamás engendrada, creada por el abono más fértil. Nosotros, podemos ser parte de esa rosa si es esa nuestra mierda.

Sé que me ha metido un trozo de cera virgen en la bolsa en la que me llevo el paisaje, firmado por mi pero de maestría suya, aunque él no quiera que lo descubra hasta llegar a casa. No sé si tendré la paciencia de fabricarme todos los materiales desmontando la cadena de las fábricas (hasta el último escalón, pues él hasta los pigmentos hace obteniéndolas de diversas tierras colorantes que la naturaleza le ofrece en un paseo, como el que busca setas) pero sé que si me atrevo, sabré hacerlo. Él quiere confiarme todos sus conocimientos, hasta los más íntimos, y yo los promulgo por interés universal ya que así son y han sido siempre. Tomás, el verdadero hombre que definió Rousseau.

24 – 9 - 2008

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP