Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

LA VIDA DE CELLINNI

>> miércoles, 3 de septiembre de 2008


Nos encontrábamos en la clase de Dibujo Al Natural. Yo intentaba encajar en cuatro líneas un cuerpo femenino en papel Ingres. Entonces, desvié la mirada de mi caballete y encontré en el asiento del compañero de mi izquierda un libro que rezaba así: “Mi vida”. Enseguida, sentí un furor indomable dentro de mí y le grité al que hacía alarde de su posesión: “¡Devuélveme mi vida!” El otro quedó extrañado de mi violenta decisión y me preguntó con más reposo: “¿Acaso eres tú Benvenuto Cellini?”. Saqué mi D.N.I. Evidentemente yo tenía otro nombre, Javier Mateo Hidalgo, tenía diecinueve años y vivía en el año 2008. Había perdido. “Toma” Se lo acerqué. Lo repasó con la mirada un instante. Acto seguido me alcanzó su ejemplar: “Lo compré esta mañana, siento habértelo robado”. Recuperé el D.N.I. No sabía que la fuerza de voluntad doblegaba las personalidades.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP