Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

PSICODRAMA

>> martes, 30 de diciembre de 2008

El teatro universitario representa una actividad muy saludable para los jóvenes que deseen compaginar sus estudios con actividades culturales fuera del horario de clase. Las facultades, por lo general, suelen tener su grupo de teatro y su salón de actos donde representar las obras. Otras actividades relacionadas clásicamente con el mundo estudiantil son las deportivas, por ejemplo. También está la tuna, pero esta va perdiendo con los años candidatos. ¿Por qué tiene tanto éxito el teatro en los universitarios? Quizá porque les permite salirse no solo de sus obligaciones sino del mundo real en general. Pueden ser otras personas, viajar a otros lugares. Conocer autores y piezas interesantes que les hagan pensar, filosofar... e incluso conocerse a sí mismos. Conocer su cuerpo, aprender a manejarlo en cierta medida. Pero también pueden conocer personas nuevas. Hay a quienes les cuesta sociabilizarse y encuentran en el teatro un modo de vencer su timidez. Esto que ahora paso a mostrarte, lector, fue extraído de una conversación entre tres amigos que escuché a la salida de una facultad. He tratado de reconstruir lo más fidedignamente posible los diálogos reales de los que fui testigo:

- Os tengo que contar algo, chicos…
- A ver…
- ¡Venga!
- He estado dos semanas enamorado de Cecilia.
- ¿La que hace de tu novia en la obra?
- Sí.
- ¿Y ella?
- ¿Ella, qué?
- Que si ella también…
- Por lo que se ve, también se enamoró de mí…
- (Risas)
- ¡Venga ya!
- ¡Que sí! ¡Que nos enamoramos! ¿Por qué no os lo creéis?
- Porque no tenéis nada en común… ¡Nada!
- Ya, pero el amor…
- No, no me estáis entendiendo… Digo que nos enamoramos… pero de nuestros papeles, de nuestros personajes.
- Os enamorasteis en escena. Os enamorasteis ficticiamente…
- Os enamorasteis de vuestra forma de ser sobre las tablas. De vuestra forma de actuar.
- Creíamos estar enamorados de nosotros como personas reales, pero resulta que en realidad nos habíamos enamorado de los personajes que interpretábamos. Luego, fuera del teatro, quedamos un par de veces y nos dimos cuenta de que nosotros no éramos así en la realidad. Ella no es esa chica sensible y tímida que parecía ser. Resulta que además está en la tuna y se va por ahí cantando “Clavelitos”…
- ¿Y te llegó a rondar?
- ¡Cu-cú!
- ¡Qué graciosos! Yo os trato de contar algo que considero importante y vosotros os lo tomáis a recochineo…
- Admite que eres un chico especial… (más risas)
- ¿Pero no estabas detrás de María?
- Sí, y sigo detrás de ella…
- Entonces, lo de Cecilia ha sido un entreacto ¿no?
- O un entremés… Este, con lo teatrero que es, seguro que ya le ha escrito a la tal María una carta y todo.
- Una carta no… Pero la última vez que estuve con ella… Escribí un poema. Lo tengo aquí (saca de uno de los bolsillos del pantalón una libreta). Voy con ella a todas partes. Fue el último día de clase. La acompañé a su colegio mayor… El edificio se había quedado vacío y era de noche. Ella se empeñó en enseñarme las instalaciones, pero yo me negué, al verla tan cansada… ¡Con lo que es ella, hubiera sido capaz de enseñarme hasta su dormitorio! Le agradecí el detalle de ejercer de cicerone. Luego, de camino a casa, pensé en ella y compuse estos versos: “Hace mucho frío aquí fuera […] y tú me invitas a pasar dentro […] generosa y cálida conmigo […] decidme si esto no es amor”
- Son versos muy malos…
- (Silencio)
- ¡Es poesía escrita desde el corazón! Vosotros no lo entendéis…
- Lo que no entendemos es que seas tan tonto…
- Hace falta ser imbécil…
- ¿A qué os referís?
- Ella te invita a su dormitorio… ¡a su cama! Más claro agua… Y tú rechazas la proposición y luego escribes un poema de amor…
- Y luego vas y te enamoras de un personaje de ficción… La tal Cecilia, antes de engañarte en la realidad, te engañó en la ficción. ¡O te engañó primero en la ficción y luego en la realidad!

Por lo que se ve, hay personas que no llegarán a conocerse ni a conocer a los demás nunca, por muchas actividades extraescolares que hagan…

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP