Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Ardiente dolor

>> viernes, 16 de enero de 2009

Te conjuro
A ti
Tú, que tanto me diste
De sufrimientos
A ti
Personaje impío

Sé que después
Deberé de destruir esto
Lo que escribo, una confesión
Porque supongo que este calor
No podrá ser eterno
Y cada vez habrá una llama menos
Pero mientras dure esta fogata
Esta quemazón que llega desde abajo
Hasta arriba, un arriba durmiente
Un arriba pensante
Tendré que mantenerte en un respeto

Ardiente dolor
Como un trapo untado en alcohol
Así me siento
Consumido por ti
Quedando solo las cenizas
De lo que fui
En estas páginas
Ya no soy el que fui
Y nunca seré lo que soy
Por eso, combustible que da calor
Para después dejar insoportable frío
Te quiero con animalidad sin razón

Me quemo y sé que este trapo
Que tantas cosas ha limpiado
Ya no posee esa blancura
Que la virginidad te da
Y ya solo veo manchas
Manchas y pequeños agujeros
Por donde se escapa
La vida, una vía dolorosa
Y sonrío aún así todos los días
No le doy gusto a la crueldad humana
Solo por formar parte de ella
A ti te escribo, y sabes bien quien eres
Exterminadora dulce
Blancanieves dura
Que como la carcoma se pudre
Siendo termita fuerte
Y la estructura floja
La que se derrumba de su fuerte

Moriré sonriendo dulcemente
A ti tampoco te concederé ya lágrimas
Porque si algo he aprendido de ti
Es que no hay que ser así
Seré quien fui pero de otra manera
Rosa espinada
Dulce tormento del éxtasis
Todo quema, todo corta, todo pincha
Todo muere boca arriba
Con la boca abierta, rasgada
En un beso que nunca aflora
Pero mantiene fuertes raíces
¡Bendita planta!
Venenoso perfume…
16 – 1 – 09

1 comentarios:

monica 22 de agosto de 2009, 3:07  

cuando se ama así, con ardiente pasión, es inevitable el dolor, son inevitables los contrastes.Qué poema!qué capacidad increíble que tienes de llegar bien hondo!

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP