Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

DOCTOR JECKYLL Y MISTER HYDE

>> domingo, 18 de enero de 2009

MI NOMBRE ES SOMBRA (MY NAME IS SHADOW)
Una reinterpretación de una versión libre de Stevenson
GONZALO SUÁREZ está en cada una de sus playas, las que yo veo

La ausencia de Florence le hizo sentir un sentimiento hasta entonces desconocido por él: el dolor

¿Qué puede hacer uno cuando su sentimiento más fuerte le supera? Tan sublime es desaparecer en el mar como despojarse de una identidad: la que tiene para con el mundo. Volver al agua es desaparecer para los demás. Quien pisa por primera vez una ola y siente cómo esta sigue avanzando no debe de amedrentarse al sentir cómo la fría humedad penetra por su zapato hasta la piel dentro del calcetín. Debe de ser duro sentir la infidelidad en propia carne. Debe de ser duro tratar de poseer a un ente superior predestinado a ver todo con la inferioridad con la que el despiste de su genio le permite: El matrimonio. ¿Qué sucede cuando no se pasa la prueba de fuego y todas las expectativas caen? Pierde uno todos los temores pues piensa que todo ha acabado. Yo no sería capaz de poseer a una persona a efectos legales cuando esta misma no pertenece ni a su propio cuerpo. No pertenece al mundo, no pertenece a sus vestidos. Cómo duele entonces la soledad que permite pensar más allá de los actos, cuando estos ya se han consumado y solo queda el propio cuerpo. Sensaciones tan terribles como poderosas son las sexuales y se esconden bajo una piel de cabritillo que parece no saber para y cómo ha sido confabulado. Duele, duele mucho. ¿A quién quiere tu amante? ¿Qué es lo que quiere? ¿Qué se busca? ¿Qué se encuentra? ¿Cuándo dejamos de soñar?
Es en el sueño, es allí donde se da salida a todo lo que se trata de enterrar… La mano sobresale por encima de la tierra húmeda, traza una parábola en el aire, lo único que le queda al fantasma por hacer, seguir atormentando al asesino con sus últimos hálitos. Muere el detective porque sabe que lo que busca nunca lo podrá encontrar salvo despedazado en pequeñas posibilidades que se cruzan en un mismo tiempo pero en diferentes lugares. Cuando muera la muerte, cuando la vida viva, solo entonces, solo a partir de ahí podremos quemar todas las teorías que se vierten sobre el ser humano. Todo será posible porque nada nos cuestionaremos.
Esa mirada no tiene alma… Esos ojos no miran nada o lo que mira no resulta tan interesante como para perturbar al espectador.
Esto no me lo dijo un profesor de pintura. Ni siquiera esa persona así me lo dijo. Yo lo interpreté desde el punto de vista de los que al pie del caballete trabajan sin saber nada de la vida, intentando colocar cada cara del cubo de rubick con su color correspondiente. Todo se deshace, el tejido pierde su unidad para dispersarse en un frasco de formol. No consigo crear nada sólido pero espero que cada uno siga la parte descompuesta que más le guste. No puedo perder el tiempo regresando por cada paso que doy.
Sésil Démil 19-1-09

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP