Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

traducción de mi poema a un lenguaje inventado

>> lunes, 12 de enero de 2009

Cuidetem, me pare aquel mons qui xostentaifa luzdovela en noche obscura
Los linolinos de la carda bufaban casi con voz plausible
Bocanadas en el paso de aquella prominencia
Cuidetem, faló mío con las aberturas oscultadas por aquel capirote
¿A qué? Le parí a él
Oído pon, en tu profundidad aquello que te sostiene
próximo reloj de calibración ajustada con detalle, en un próximo momento
olvidará aquel precioso momentum
en tanto que dejaba de estar yo cuestiono auscultando el clack más nítido
¿Qué tengo que preocupar? Y el señaló a la negritud
Este de aquí que atardece y yo no memoricé era un probable terminado.

1 comentarios:

R. Tourón 21 de enero de 2009, 14:09  

A veces, sólo a veces, un idioma no es lo suficientemente amplio para expresar lo que se piensa; pero son muy pocos los que, además de ser atrevidos, tienen la capacidad de poder confeccionar una lengua a su medida.

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP