Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

EL SUR

>> domingo, 1 de febrero de 2009


creo que tengo una seria intuición: Si Víctor Erice no se hubiese dedicado al cine, viviría en una casita hecha por él en el campo, con su huerta y su vaquita lechera. Desde luego no es para tomarme en serio pero creo que después de la sonrisa debe de dárseme un poquito de crédito en todo esto. Erice se muestra tranquilo en sus películas y en conversación de tú a tú (olvida la cámara). Erice es una de las pocas personas que es capaz de dejar una película sin terminar sin que se note, con un final igual de tranquilo que un principio. Soy sincero pero trato de ser cuidadoso. Bien, recuerdo porque esta película me hace recordar´(y no sé muy bien todavía qué) la escena de las postales coloreadas bajo la música cautivadora de la Andaluza de Granados. Los cuartetos de Schubert y de Ravel son también clave para tratar de recordar algo dentro de mi alma dormida. ¿Qué es? ¿Quizás un collage de mi niñez? No lo sé pero esa escena donde no existen actores es para mí decisiva. Amo el sur aunque mis genes vienen de todos lugares menos de allí (Navarra, Castilla, Valencia, Cataluña...) Quizás ame el sur de postales, quiera imaginarlo tal como existió y que nunca ya volverá a brillar en ese esplendor. El Sur... Las noches tranquilas en un jardín... ¿Por qué esto también? Quizás el norte lo recuerde en los caseríos de los Pirineos, quizás sea eso también lo que me invada... Veranos de paseos rurales... Tratar de trazar un mapa de tu historia es complicado. Del pasado de tu familia más todavía... No quiero hablar de mi historia sino de El Sur, de Erice... ¿Cómo un director de cine ha podido sobrevivir con tres películas reales en su haber? Me cuesta imaginar a una persona tan amante de la vida, que solo viva para vivir. Admirable. El resto que lo vean ustedes.
Sésil Démil

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP