Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Perteneciente a la novela "Cuento vi(c)toriano"

>> jueves, 5 de febrero de 2009

CUENTO BREVE (para afrontar la crisis)

El chico bajó la basura. Cuando subió del trastero recordó que había olvidado cerrar la puerta (no había tenido que salir de casa y eran dos pisos). Sin embargo todo estaba vacío. Sólo quedaban los huecos ennegrecidos que recordaban las lágrimas. Tuvo que volver a bajar para recuperar lo que todavía podía pertenecerle.

LA MONEDA

Paseando por Velásquez me encontré bajo la iglesia de los doce apóstoles que resiste brava como recuerdo renacentista de una Italia desolada, a un músico común de los de acordeón de Danza Húngara de Brahms. Soy estudiante y puedo morirme de frío en un futuro como este buen hombre al no poder ni tan siquiera malvender mis cuadros. Suelto unas monedas, las que me quedaban en el bolsillo. El sujeto me mira con recelo. ¡Le parece poco! ¿Para qué realizo una intención, que es al fin lo que cuenta? ¡Era lo único que tenía y encima he de sentirme mal!

UN PAR DE CUADERNOS

Mi padre había prometido traerme de la oficina un par de cuadernos. Para mí “un par de” resultaba como “un fardo”, una cantidad ingente de ellos. Me prometió un par y apareció solo con dos…


LA BUFANDA

Llegué con la voz desgarrada. Había arrancado tantas veces en la calle que ya no quedaba saliva ni para humedecer la garganta. Al cerrar la puerta recordé que llevaba una bufanda, una hermosa bufanda que por mi cumpleaños me habían regalado… ¡Bellísima, de cuadros coloridos, de recio desorbitado! Tan elegante me sentía que no iba a ocurrírseme deslucirla haciéndola un nudo.

Así cada cuento se hacía más corto hasta quedar en simple anécdota o conclusión trascendental, que no era poco. Cuando me imprimieron todo el trabajo en un sótano de manera clandestina y comprobé el número de hojas al escuchar la suma a afrontar le pregunté sin poder evitarlo a la dependienta: Pero ¿tanto he escrito? Sí señores, esto no era un trabajo escolar donde por hacer bulto se aumentaba la letra o se ponían muchas fotografías (a poder ser, también grandes). La situación era economizar, pero estaba visto que mi cabecita no entendía de represión tipográfica.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP