Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Deseo Nº 0

>> jueves, 7 de mayo de 2009

Nuestro baile de salón en la cocina
Sentir los pies descalzos
Que tú me quieras sin importar quien seas
Que no sea yo quien acaricie el cabello de mi nuca
Escuchar un menor silencio
Era besarte y llenarme los labios de acrílico
Eres un amor sin cabeza
Eres lo que desearía enfermo de una noche
Eres… eso solamente
Y por ello me avergüenzo
Y aún así, como un niño, pido tus caricias.

7 – 5 – 09

5 comentarios:

Ignacio Navas 7 de mayo de 2009, 14:31  

Me gustó el poema :D

putativus 8 de mayo de 2009, 11:22  

Realmente son retales que en las noches de insomnio me venían a la cabeza, seguramente de la soledad que siento en mi cama.

Javi Malabarearte 15 de mayo de 2009, 18:20  

Me uno a la opinión de Ignacio. Y añadiría, sin esa soledad saldrían otras cosas, así que, simplemente, aprovechála ahora que la tienes.
Saludos amigo.

putativus 23 de mayo de 2009, 3:02  

Gracias, de verdad, a los dos!!!

monica 17 de agosto de 2009, 14:51  

nuevamente me identifico con tus poemas, llegas al corazón!

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP