Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

TOUCH OF EVIL (Sed de Mal)

>> miércoles, 6 de mayo de 2009

Es curioso… Las películas de Orson Welles no parecen de los años cincuenta… Ni sesenta. Están realizadas con el mimo y la frescura que exige productos de una calidad de quien apuesta por el trabajo bien hecho. No hablo del trabajo de Hollywood, que, en su aspecto, también está bien finiquitado. Hablo de quien cree en los planos de calidad perfectamente estructurados, que nadie pueda decir nada y hasta los que piensan en Moby Dick porque también sale Welles vean de otra manera historias que siempre nos han contado y así vemos siempre. En cuanto alguien se sale de madre y nos desencuadran nos sentimos incómodos. A mí me saca de mis cuadros, por ejemplo una película en la que hay luto por un mono (Sunset Boulevard) o en la que se habla de caracoles para decir “homosexualidad” (Spartacus), donde un seudónimo lleva debajo a un peligro para el comité de actividades antiamericanas. Eso me saca de quicio. Welles me saca de quicio. Welles con sus obritas caprichosas me saca de quicio. ¿Cómo alguien con tanto talento puede dejar desaprovecharse con argumentos de tan poca monta? Dicen que el protagonista de esta película es el señor Heston, o ni siquiera él: un mexicano llamado Vargas. Nada más lejos de la realidad. Welles parece hacerle un favor buscando para él una historia pero él sabe que quien luce no es este señor de gesto musculoso acostumbrado a no llevar corbata sino cintos para cuadrigas. ¿Y qué me dicen de Akim Tamiroff, el primer Dany Devito? El humor no está en que este sujeto sea el líder de una mafia sino en su peluquín. Y Marlene Dietrich que no parece ella por lo poco que aparece y lo joven que está (parece ser que la frescura de sus películas atañe también a los actores). Al que no reconocí fue a Calleia, tuve que esperar a los títulos de crédito al final para saber que era el marido de Gilda. Bueno, da lo mismo. Me gustaría poseer la “personalidad” de Welles para ejercer de tipo duro, de un House de poli malo. Qué lástima que mi atractivo me condene tan solo a los papeles de Heston.
6 – 5 – 09

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP