Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

TRISTEZA DE AMOR (A CHOPIN)

>> domingo, 28 de junio de 2009

Imagino Que es perfectamente válido. Yo observo aquí y ahora, junto a esta caja tan aparentemente inofensiva como la de “Bambi” (todavía se aprecia perfectamente el estampado del bosque con la marca Disney) las cartas que he sacado de ella. La he vaciado de sentimientos. Ante mí, recuerdos que vuelven a inundarme aunque sean ya imposibles de recuperar. Cariño de gente a la que ya no volveré a ver o hacia la que sentía una estrecha relación de complicidad. Imagino, entonces, que esto equivale a memorizar fotografías que se conservan en la tinta de un papel. Es perfectamente legal, traspasable. Juego con mi dedo en la hendidura de la grafía, tan cálida… Me acuerdo de cuando sabía escribir… Trato de esbozar en el aire torpes letras inventadas que creo son reales… Pero no lo son. Al igual que mis historias. Ha terminado esta era, la de las caricias. Ahora solo queda la frialdad de recordar. Todo es ajeno aunque cercano. Qué tristeza. A mí me gustaba Bambi pero lo cierto es que desde los nueve años no la he vuelto a ver.

2 comentarios:

Anónimo 29 de junio de 2009, 5:58  

Curiosa la atracción de la melancolía, polilla achicharrada por bombilla

Brillante, felicidades

putativus 29 de junio de 2009, 9:03  

Creo que se ha abusado de la melancolía para desahogos personales con nombre propio. Yo, afortunadamente, me siento todavía de nombre común

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP