Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

UNA LÁGRIMA

>> lunes, 31 de agosto de 2009

Esa lágrima brotó de su ojo
Resbaló por su rostro
Y se desprendió de su barbilla
A un vaso que había debajo

El recolector de lágrimas
De fines terapéuticos
Deambulaba por mi zona
Y hablaba de sus descubrimientos

Yo noto ese espesor como el del jarabe
Recuerdo a las vírgenes dolorosas
Con sus falsas lágrimas
Falsos ojos de vidrio
Falso pelo natural
Y me conmueven

Yo recorro el estanque del Retiro
Y en ese valle de lágrimas
Observo a los peces nostálgicos
Imagino a una diosa egipcia
Bajar de la tripona y dar vida
Con esas sus lamentaciones
A todo ese caudal arrodillada

Alguien puede tocar con sus dedos
Una lágrima que se resbale
Deslizarse por las cuerdas de Tárrega
Olvidar que está en un paseo
Mientras los que pasan le recuerdan
Nunca olvidan esa galería comercial armonizada
Los que se detienen, los que buscan su bolsillo
Los que van a comprar esta cosa diferente
Los que obtienen esta cosa vaporosa

Ya no lloramos de felicidad
Si no de una tristeza nostálgica
Esas lágrimas que irritan la piel
Resultan ásperas
Esas lágrimas que ya no calientan
Que guían los surcos de las arrugas
Frías, que no terminan de bajar
Que disfrutan arrastrando la carne

No hay que buscar la lágrima
Es un error muy común
El curso natural
Ya es artificial
Hay que esperar a esos momentos
Que llegan y nos hacen humanos
Que nos delatan ante nuestro espejo
Todo llega, incluso con una sonrisa

Read more...

Capricho oriental

>> sábado, 29 de agosto de 2009




Lapiz y acuarela sobre papel



Read more...

Polichinela

>> viernes, 28 de agosto de 2009


Recortes de revista sobre cartulina y papel

Read more...

Antonio López retratado en la película de Víctor Erice y Antonio López Torres en un dibujo de su sobrino Antonio López

>> jueves, 27 de agosto de 2009






Read more...

UN SEXTO SENTIDO EN EL CINE

¿Hay realmente un sexto sentido en el cine? Nemesio Sobrevila trató de investigar en este sentido y sobre este sentido mediante la cámara “como captación de una realidad no prostituida, que no se nos muestra”. Esta película muda española que contó con el apoyo del inquieto Ricardo Baroja (hermano de Pío, interpreta el papel del inventor Kamus, de cabeza rapada siguiendo las ideas del constructivismo ruso- el pelo es de burgueses, una cabeza afeitada denota personalidad), fue también objeto de interés de un Walter Benjamin que más tarde publicaría “La obra de arte en la época de la reproductibilidad técnica”. Una cámara rueda todos los aspectos de la vida de los personajes que aparecen en la historia (parece querer hablar de un objetivo indiscreto universal que todo lo capta). Así, se nos crea la parodia de la portera que descubre que la han rodado riñendo a su hijo y sube al piso donde todo se proyecta para ajustar cuentas. Este hecho parece querer referirse a la realidad que traspasa la pantalla y asusta a aquellos que, sin conocer la materia, creen que la alquimia de un prestidigitador sin chistera ni conejo lo hace posible. Curiosamente, la versión editada por la Filmoteca fue montada -por error- desordenadamente en sus historias. Esto da un ambiente todavía más onírico (ese final de la Gran Vía multiplicada en sus espectros visuales casi es un homenaje al futurismo italiano). Este DVD, además, ofrece, después de este testimonio, otro no menos interesante de cine-club de la época donde se nos muestra un reportaje muy cercano al NO-DO (o quien sabe si es este el que le debe todo al documental de Gómez de la Serna titulado “Esencia de Verbena”) donde se incluyen testimonios de personajes ilustres, escenas documentales de la sociedad y experimentos con gaseosa (como el rodaje de el paisaje que recorre un coche visto desde uno de sus faros). Quizás lo destacable aquí sea Rafael Alberti cocinando sobre las chimeneas de un tejado o colgando (más que como un ángel como un murciélago) en una toma boca abajo mientras bate su capa aérea. Hay un pequeño inciso: un homenaje a Buñuel y Dalí (por entonces como los hermanos Cohen, quizás con ese entusiasmo de un cine constante entre dos) donde se muestra (yo no lo veo) a un perro que come el cráneo de un feto de niño tirado en un descampado. Terrible. Toda una propuesta indecente del por entonces inquieto Ernesto Giménez Caballero.

Hay un tipo de cine-documental donde no llegamos a saber a veces donde empieza y termina el guión. En el filme de Erice “El Sol del Membrillo” a veces, parece dejarse la cámara en un lugar concreto y disimulado hasta que los actores improvisados acaban por recobrar la confianza de una intimidad que puede dar una escena de relación (Antonio López con su mujer, Antonio López con Enrique Gran). Incluso el espectador puede quedar turbado: ¡Antonio López me apaga el transistor cuando trato de escuchar las noticias de hace veinte años casi! Luego digo “qué tontería,¿para qué quiero conocer algo que ha quedado anquilosado en el atasco de carretera de la vida informativa? Esta película la veo en blanco y negro por un defecto en mi DVD (¡una película sobre la luz y el color!) al igual que me sucedió en otra ocasión y lugar con “El Ilusionista”, donde perdí la banda de los diálogos. Esto, los subtítulos y la extraña filmación del filme (iluminado parece por una vela) me dio la sensación de cine mudo, de cine expresionista (el brujo con el que se encuentra Edward Norton niño me recuerda a La Muerte de “Las tres luces” de Lang).
Es destacable de esta película de Erice la fotografía del principio, la falsa preparación de todo artista a ojos de cualquiera que pasa por FNAC con aires de autosuficiencia y se compra esta cinta. Me gusta también esta idea de López-clásico que vive en un chalecito rodeado de una ciudad que crece y parece querer comérselo con patatas. Claro, creer también que la vida que vemos es la que debe de apuntar un biógrafo para hablar del pintor es algo descabellado. Se trata de reconstruir momentos íntimos entre conocidos que nos hagan creer aquello de: “¡Por fin la vida podrá hablar de un ilustre con toda seguridad de no equivocarse y no así como Milos Forman retrató a Mozart y Salieri, etcétera!”. En cierto “sentido” sí es un intento de repetir aquellas cintas primeras donde aparecían Sorolla en barca pintando, Blasco Ibáñez en su casita de Valencia o Pardo Bazán en un rincón oscuro abstraída. Esto entendiendo que lo que vemos es cine y no documental, claro está. La cosa documental es poco fiable, no obstante. Parece embargarnos la supuesta objetividad con que se trabaja, necesitamos capones como “Operación Luna” para llamarnos ilusos con todas las letras. En las primeras demostraciones del cine, aquellos que eran retratados aparecían espontáneamente, sin saber que eso de allí les estaba capturando y reteniendo para un futuro adelante. El problema (cuando esto dejó de funcionar) fue que el reto pasó del espectador al camarógrafo, que creía sentirse capaz de dejar de deshumanizarse y dejar a su libre albedrío aquello con lo que trabajaba. Un sistema que parecía autoabastecerse prácticamente. ¡Cine sin director! Las teorías Vertovianas del ojo quedaron hace ya mucho tiempo obsoletas (otra cosa es aprovechar ese estilo para otros intereses, como se siguió haciendo). Nadie es capaz de ser como una hoja cimbreante en el paisaje. ¿O es que creemos también que poniendo crucecitas en membrillos y marcando con una línea una tapia para encuadrar no se nos va a escapar nada de la realidad que retratamos?

ERICE: apellido compuesto de las palabras ERA e HICE
CONCLUSIÓN: Nunca podrás hablar de Erice en presente, estás condenado al ostracismo de la actualidad.

27 – 8 - 09

Read more...

MI AMOR IMPOSIBLE (EXTRACTO DE LA NOVELA "EL BAÚL DE CORTÁZAR")

>> lunes, 24 de agosto de 2009

Un compañero real, y de nombre peculiar al principio de este relato (para despistar), me retó a escribir. Yo sabía que solo podría ser capaz de ello realizando injertos de otros intentos hasta llegar a lo “decente”. Pensaba de nuevo en mis experiencias sociales pretéritas: “Presentar el documento en sobre cerrado que no indique datos. En el interior del sobre escribir el seudónimo. Enviar conjuntamente con esta otra copia donde se pueda deducir el origen del pseudónimo…” etc. Me parecía horrible todo esto, como el juego del tesoro del pirata. Todo inútil, siempre he sido rechazado. Pensaba en ellas, en el otro rechazo, en mi juego sin barcos ni patas de palo. A algunos les parece imposible que escriba poesía de amor sin destinataria. A una parte de estos algunos les produce risa. Yo me imagino lo que estará haciendo ella en ese momento, en su lugar concreto. La veo en ese futuro. Es bonito escribir sin saber pero con ese empuje idealista de un futuro perfecto de conjugación. Cuando la tenga delante, prometo decirla “ahora mi poesía queda completa”. Esto, de nuevo, es un paso a la realidad, a las acciones que llevaría fuera de la escritura.

Read more...

LOS PERFILES DE FACEBOOK

Las fotografías del nuevo narcisismo juvenil aciertan y fallan en un cincuenta por ciento. La exótica belleza es resultado de cómo se ponen a prueba las lentes, pero aún con esto el cuadro sale perdiendo con el marco. No se acierta con el paisaje o bien no se demuestra la atención que merece. Fotografiarse en el baño, al menos que las cenefas sean algo así como las de unas termas para odaliscas, suele ser de nefasto gusto. Y es que, convivir para la eternidad en una imagen fija junto a lentillas y cepillos de dientes puede ser muy moderno, pero al final las entradas a los comentarios de los blogueros suelen acabar preguntando “¿Esa sonrisa la has conseguido gracias al tubo de Colgate del bote ese del pato Donald de la izquierda?”

¿Qué sucede? Sin duda, nos encontramos en una nueva era. Los ritos no han desparecido de la faz de la tierra occidental, tan solo han transmutado. En el caso que nos aguarda, el de las redes sociales, hemos optado por las reuniones disparatadas. Ahora nuestro "clan" se reúne en un número ilimitado de amigos con los que compartir información común. Alrededor del mundo, puede haber personas que "comulguen" con tus aficiones, tus gustos. Para ellas, van dirigidas todas esas imágenes del usuario, que comparte tras el auspicio de un monitor de ordenador. La reproductibilidad técnica es inmensa, se pierde en el espacio virtual.
Antes, llenar un carrete de fotografías resultaba casi una proeza. Se llevaba a revelar, deseando ver las fotografías- hasta entonces ocultas-, los resultados obtenidos tras tal números de "clicks" o presiones sobre un botón disparador. Era la magia de la "aparición" en un cuarto oscuro. Ahora, con las cámaras digitales, pueden obtenerse resultados in situ, en la propia pantalla de la cámara. Las imágenes quedan guardadas en la memoria del ordenador o en un CD, y muchas veces ni se imprimen. Ya no hay necesidad de ello.
El adolescente narcisista necesita reafirmar su yo fotografiándose incluso doblemente (esto es, ante un espejo), dejando presencias de su existencia materiales y verificables. Olvidemos a Lacan y a su “Ego Reditus” por un momento. Hablo más de testimonio, de “reproducción de una realidad”.
Así, por ejemplo, en "Blade Runner", los replicantes tenían como documento de su vida pasada la fotografía. Con ello, tranquilizaban sus sospechas. Necesitaban creer que eran humanos y no "creaciones artificiales". Los daguerrotipos, por ejemplo, representaban en muchos casos "el recuerdo" de la presencia de un ser querido. Las fotografías de los muertos, presentes durante el final del siglo XIX y comienzos del XX, eran aquello en lo que las familias con menos recursos solían dejarse una importante cantidad de dinero. Algo casi mágico, espiritual... La presencia capturada en la instantánea.
¿Qué es lo que hace un niño cuando coge un lapicero y lo posa sobre un papel? Mucho antes de aprender a escribir, necesita plasmar con su trazo aquello que tiene alrededor. Su “mamá” o su “papá”. Todo lo que va almacenando en su almacén iconográfico, aquello que conoce aunque todavía no tiene por qué comprender. Imitar la realidad. Desentrañarla. En el paleolítico, los primeros dibujos hablaban de “cómo se querrían ver las cosas”. Por ejemplo, podía representarse la caza del animal como un deseo de futuro próximo. Era forjar un deseo para que se cumpliese mediante su plasmación pictórica. Esa representación se observa también en la misma fotografía, cuando un abuelo, por ejemplo, besa la fotografía del nieto que tiene en la mesilla de noche. Es como si besara de verdad a la persona representada allí. Los muñecos vudú, forman parte de esa otra representación más primitiva (fundada en la magia negra, en este caso).
No sé si con las fotografías del Factbook es posible el vudú, pero sí otro tipo de prácticas de carácter negativo y profano.

Read more...

EL ESCULTOR QUE LEÍA A POE

Era uno de esos lectores que temía al miedo pero, que, sin embargo, buscaba leyendo hasta encontrar un buen relato de terror. Tenía por aquel entonces entre manos la presentación de un proyecto escultórico entre manos.
Era una escultura que en un principio se retorcía en su infinita bondad. El cuerpo de un anciano que reposaba el trabajo de toda una vida sobre un butacón esperando el final con aparente senectud. Su cuerpo desnudo pero orlado por una túnica, le daba apariencia romana. Aquel era uno de tantos homenajes que se hacían a personajes ilustres recordándoles los tiempos lejanos en los que la humanidad se representaba aparentemente digna. El homenaje concreto de un personaje desconocido, que era casi un símbolo del que todos podían hacerse partícipes.
Su trabajo debía de ser fotografiado para recibir el visto bueno de la asociación y así poderlo exponer. El primer día que tomó la cámara se dio cuenta de que los detalles concretos son a veces los que definen algo. Aquella mirada tan humanamente esculpida le retaba. No era así de placidez sino de turbación. Le molestaba que alguien vulnerara su intimidad. No podía enfrentarse a aquella mirada. Día tras día rodeaba su pieza hasta llegar al rostro de forma frontal y día sí y día también tenía que abandonar su intención. Podía ser una cuestión de conciencia, algo que llevara arrastrando desde siempre que ahora se construía en aquel aparentemente sencillo acto. Recordaba los cuentos de “El cuervo” o de “El retrato ovalado” donde algo sobrenatural afectaba a lo que no debería afectar a nosotros.
Cogió un cincel y amputó este miembro, a-tajando el problema de raíz. Lo tituló “El príncipe destronado” o “el rey descabezado”. El jurado, compuesto de personajes de moral jacobina, tuvo en cuenta este gesto desarrollado tan a contracorriente, de improvisación externa al autor que cambiaba el destino de su obra.

9 – 7 – 09

Read more...

Dinky en La Magdalena (foto de verano)

>> domingo, 23 de agosto de 2009


Read more...

HERIDA

Este poema no precisa de música

¿Qué quieres decirme cuando me miras así
Y te vas por detrás del espejo?

Algo hay de extraño cuando trato
De encontrar tu respuesta en un espejo sin tu reflejo

Hay algo que escapa al “fonos” de los murciélagos
No queda ningún sonido retenido entre la luna
Esta que nos mira aquí y arriba
La luna reflejada en esta otra enmarcada
Por lo que no es el cielo

Algo menos profundo e infinito
Un abismo contenido
Una palabra ahogada
En esta insensata esponja
En este ser egoísta
En este océano sin olas
En este grito en caída
¿Por qué no consigo apartar este espejo?
¡Corta, no quiero buscar las heridas!


Me gustaría poder ver lo que retiene esta profundidad
Lo que le da esta anchura concreta
Me gustaría tantear el aire que queda atrás
Como dando su lugar a esto en el espacio
Enmarcándolo en el torbellino de pelusas aún sin formar
Es siniestro porque ya no sé cuándo volverás
A aparecer tras esa falsa amplitud
Y entonces querrás volver a hablar
Y volverás a temer por mis heridas.


9 – 8 - 09

Read more...

O MÍO BAMBINO CARO

La señora Otero permanecía encerrada dentro de su habitación hacía ya el tiempo de dos horas. Al otro lado habían rehusado a negociar y permanecían sentados en el suelo o en sillitas de cáñamo. La niña era la única que continuaba cada vez más extenuada en su rogativa. “Quiero mi muñeca” decía ya incluso con las convenientes exclamaciones. Su tía hacía tiempo que no la escuchaba: Acariciaba suavemente desde los ricitos de dorado artificial hasta los zapatitos de goma. Llegó el silencio y la señora Otero comenzó entonces a tararear el aria de Madamme Butterfly. Ella también se sentía una señora mariposa. Su falso instinto maternal había dejado paradójicamente de lado a su verdadera familia. Solo cuando los niños alcanzan la paciencia es cuando los mayores comienzan a aburrirse. Salió radiante y le devolvió a la niña su preciado regalo de Navidad. Era cuidadosa con aquella apariencia humana de fieltro, la depositó poco a poco en manos torpes que se creen ya fuertes para ser madres. “Toma, cuídamela mientras yo salgo a buscarle unas cositas”. La niña salió con un tono totalmente descontextualizado e hiriente, no claro para ella misma: “¡ladrona, trae para aquí! ¡Es mío, tú nunca podrás ser así de mamá!” Salía por la puerta de casa geisha de rimel corrido y cabello desatendido, boatiné y pantuflas. Cuando cruzó la acera continuaba siendo aquella casta diva.

Santander, finales de Agosto de 2009

Read more...

PILUS DE LAS MIL PRIMAVERAS (Poema lorquiano de estío)

>> sábado, 22 de agosto de 2009


Jacarandosa aparece
Con su vestido bordado
Con sus pétalos estampados
Sobre fondo de prado verde
Sin límites concebido
Su sonrisa agradece
El agua cálida de mayo
En su goteo silvestre
En su graznar de pájaros
Ella corre sobre sus dos tallos
Ella se retuerce en el baile de la hiedra
La que saluda a la altura a conquistar
La que para tocar el sol se debate

Pilus camina como la cereza libre
De frescos colores en su fuerte
De dulce sabor lo que defiende
Derramar su jugo rojo quiere
Colorear el sendero que recorre
Una y mil veces
Para ella, siempre el mismo
Para los vecinos, algo irrepetible
¡miradla qué dulce
Por allí regalando primaveras!

Ella es un capricho
Ella nunca se marchita
Al llegar el verano
Ella siempre luce
Consigue colgar de cipreses
Consigue dignificar la historia
Y modificar la cultura
Enaltecer las sonrisas tristes
Ella, que es única en su especie

Por eso, si alguna vez la veis
Será el único fruto
Independiente de la rama
Su trébol de cuatro hojas
Ella es y será siempre
La guinda final
Del opulento banquete
La agradable sensación
Que da la despedida del mantel
El color en los labios
Y el azúcar sin grano
Ella es y será siempre
El paladar extrapolado
El dulzor sonriente
De los mismos años

10 – 6 – 09

Read more...

DREAMERS (Los soñadores): La fantasía como ficción y la realidad como película histórica

Cuando decidí escribir sobre esta película (nada más verla), se me recomendó digerir la información y, así, como todo buen proceso, defecar en lugar de vomitar. Bueno, las dos acciones son detestables a segundos ojos pero la primera es más natural que la segunda a los del propio individuo, que es a quien atañen realmente. Como quien se encuentra en un estudio de montaje, debería analizar cada trozo cortado en bruto antes de anexionarlo como escena en el rollo final, sacar lo mejor y peor de cada uno apuntando por pasos. Después, una vez con el esquema estructural delante, poder hablar sin guiones separativos. Lo que sucede, a parte de mi natural espíritu impetuoso, es que hay cosas aquí que me atañen más que al señor que se encuentra en la diatriba de devolver o reciclar los trozos en proceso de digestión. Quizás, como el personaje protagonista, uno utilice este lavabo que se me ofrece para dos acciones distintas por cosa práctica. El cepillo de dientes (es decir, el error colateral) vendrá luego. Resulta que la ficción supera la realidad y que hay algún personaje que yo reconozco hasta por el mismo nombre. Sería descabellado que alguien dedicase su vida a comportarse como el personaje de una película de casi dos horas. No obstante y, aunque me cueste reconocerlo, el personaje es lo suficientemente extraño como para ser capaz de asesinarse a sí mismo. La película tiene ironías de corte político-cinematográfico (los niños de papá que se suman a "la protesta progresista" son atacados desde su casa parisina como lo que son desde la calle: burgueses). Hay cosas que son así: Mao encabezando la dirección de una película con su libro rojo y sus multitudinarios extras lo hemos visto por desgracia durante nuestra historia (la del mundo, no la de la demarcación de continentes), Keaton como personaje humilde respecto a Chaplin, que obnubila con solo verle en los títulos de crédito (llegamos a pensar que había escrito La Violetera antes de que el propio Padilla le obligase a rectificar en su locura), los poetas, que a mi juicio también deberían de firmar poemas y no declaraciones de guerra individuales (y aquí me encontraré sinfín de abucheos por esta maravillosa carta de ajuste ideológica), Hendrix continúa resaltando sobre Clapton- aunque este continúe teniendo oportunidades para reconstruir lo andado de otra forma… Todo esto se mantiene en nuestra mente de personaje americano que acaba abandonando el romanticismo por la racionalidad. La chica me sigue preocupando, esa femme fatal que vive porque el cine la creó. ¿Qué cantidad de culpa tiene el cine o las formas de expresión artísticas para transformar al ser humano?
Lo cierto es que los padres, en su función educadora para con la juventud rebelde de los hijos (función o papel bastante desagradecido) nunca podrán transmitirles la comprensión a sus incertidumbres que el secreto del cine aparenta descubrir o apaciguar en esa nueva visión de un mundo falsificado. Luego, al descubrir la imposibilidad de encontrar (en este medio) vías de actuación con respecto al mundo real, resultará de obligado cumplimiento el retorno pródigo de los vástagos a la filosofía patriarcal antes ignorada.
Aquella fábrica de ilusiones del cine clásico (fraude por antonomasia), representó toda una fuente de inspiración para más de una generación. Denominada como la época dorada de la cinematografía, había que estar bien empapada de ella a la hora de poder hablar con cierta entidad del séptimo arte. Además, supuso una cultura abarcable para el público general (de mayores o menores pretensiones) que encontraba en ellas la rutina del entretenimiento, más allá de unos fines estéticos (de la literatura como trasfondo, de la fotografía…). Ha sido aquella en la que nos hemos educado todos, de la que hemos partido para buscar nuevos horizontes (encontrando en ella, por supuesto, la justificación a estos). Los “soñadores”, necesitan ilusiones de este tipo para una vida muy poco concretada, y no dudan en devorar toda su magia llena de trucos. Creen incluso poder superar récords falsos (como el de recorrer el Louvre en una carrera) pensando que no pasará nada, que todo se desvanecerá en el último momento porque ellos lo han creado y son dueños y señores de sus fantasías (y sus fantasmas).
Greta Garbo no desayuna con nosotros y el hermano de Brad Pitt no es Valentino aunque no deje de ser un producto cinematográfico (doble ironía que este chico pase por un tipo-normal con el que se tiene que conformar otra chica-normal y que nosotros nunca-hemos -visto-en-otro-sitio).
La tragedia de la libertad es desmontada en ciertos individuos que, desde el cómodo hogar de una economía familiar aún más cómoda, planean las rebeliones contra el “injusto” sistema occidental. Un hogar convertido en harén, donde poder realizar cualquier tipo de aventura frívola llevando como estandarte la ruptura de las convenciones sociales (y, escondida de mala manera tras este, una actitud infantil), parece deslegitimar a aquellos otros que, anhelantes de un mundo mejor, han de acabar tristemente relacionados a estos (simplemente por la coincidencia en una visión “teórica” de justicia), estudiantes deseosos de escándalos que llenen de emoción a sus inmaduras vidas. La complicada responsabilidad adulta que nos dan ciertos bastiones vitales no es siempre asimilada coherentemente por todos. ¿Por qué esta continua lucha entre los que de verdad quieren trabajar por la mejora de una situación y aquellos otros que no comprenden- ni quieren- esta misma postura, pero dicen encontrarse representados en ella?
El avance chocando con el retroceso constantemente. Ningún psicólogo ni filósofo conseguirá extraer la explicación a esto, pues se encuentra fuera de su alcance. Les excede.
Y sin embargo, pueblo medieval, ¡sigues esperando a un Merlín que extraiga tu espada!

Sésil Démil Sábado 22 de Agosto de 2009

Read more...

Instantáneas de rodaje

>> jueves, 20 de agosto de 2009

Días de trabajo intensivos, un decorado minimalista del mar en Vallecas y un equipo consolidado para bregar con olas inesperadas. Así se las han visto un grupo de intrépidos en esta segunda semana de agosto para llevar a cabo un trabajo muy especial que, esperemos, tenga algo que decir a los que tanto desean escuchar en las tertulias ocultas cinematográficas. ¡Deseamos suerte para algo tan filantrópico en estos tiempos de tanta desconfianza general!

Read more...

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP