Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

ANTICRISTO de Lars Von Trier (2009)

>> domingo, 6 de septiembre de 2009

ANTICRISTO:

Análisis de la película desde la frialdad

Por fin, tras tanta polémica, he podido ver con mis ojos lo que he visto con tantas voces. Estábamos diez en el cine Verdi de Quevedo. Uno se marchó a la mitad. Yo me dije: “seguro que mañana se pavonea con sus amigos de que ya ha visto a Lars Von Trier”. Creo que hizo bien porque se quedó con una parte de la película que iba por buenos derroteros. No estoy diciendo que al final la cosa se torciera, pero creo que se le descargó la escopeta. Una escopeta dice las cosas una sola vez y no necesita repetir el argumento. Lo que llamamos tensión puede estar bien o puede chocar y que también esté bien (o no). Este tipo de comienzos donde uno no puede imaginar la película en su continuación es algo que realmente me magnetiza. Es como la carretera que conduce a la protagonista de Psicosis a la casa de Norman Bates. Todo se nubla. Como en Psicosis, algo nos turba desde el principio ¡y no es la música! Creo que podemos estar tan encantados con el “Rinaldo” de Haendel que veamos hermoso en un formato cinematográfico la caída como cuerpo, casi geométrico, de un niño hacia la oscuridad. Lars Von Trier se considera el mejor director del mundo mundial, como diría Manolito Gafotas. Me parece bien (y a la gente se la sopla también lo que yo pueda pensar sobre este señor que es más un nombre que una persona). Creo que el cine en su plenitud esconde esta variedad creada como algo homogéneo: reunir la mayor cantidad de cosas en un guión con un título. Podemos estar hablando desde los distintos tratamientos de narración en la imagen, como es el caso de esta angustia que así resulta incluso con algo como esta narración de gotas de agua, cuerpos entrelazados y niños inquietos. Algo así como el comienzo de “The fall”. Hay algo en esto del cine descriptivo que debe a los orígenes de la poesía cinematográfica de Eisenstein. Pongámonos más románticos y digamos también Val del Omar. Encontramos esta diferencia de “belleza diferente” aquí y en unos títulos de crédito artesanales, casi de Stop Motion. Siempre he soñado con emprender una aventura de estas características. Quiero que los demás se sientan también en una aventura. En un intento de cortometraje reciente, traté de jugar con esa naturalidad de trabajo, incluso a los actores que se ofrecieron esa misma tarde a participar apenas les dí premisas, no les conté realmente dónde se habían metido. Creo que esa atracción que tiene la película, ese cuidado con lo que se cuenta (apenas alterado por momentos como los ataques repentinos de la chica hacia su marido, el único con el que puede relacionarse), esa historia que va más allá de lo que podemos concebir pero podemos intuir, se desbarata (y puede que positivamente) con ese orgasmo último del director, esa violencia provocativa que tanto le gusta (como su postulado acerca de la mujer) puede llegar a enriquecer algo o a convertirlo con la memoria en el tiempo en desinterés. Había una rabia interior que, hasta cierto punto podíamos explicarnos en la chica. Creo que sucede que, ante la muerte de un hijo, la mujer experimenta un nivel de dolor psíquico superior, todo debido a que es ella quien trae a la vida a este ser vivo. El marido, un tipo que cree poder controlarlo todo con la psique, es capaz de volver al revés a su hermano gemelo. La mujer, por otro lado, tiene ideas perversas, se encuentra involucrada en el estudio de algo siniestro que se ha ocultado o engrandecido a lo largo de la historia, de algo que tememos y nos gusta. El origen de la maldad del que nos hablan en la biblia desde el momento del Edén es algo que hemos tenido siempre ahí aunque fuera en un dibujo de Durero. La mujer tiene el rol psicológico muy desarrollado y es capaz de hacer daño por este medio más que el hombre. El hombre parece haber sido concebido como masa muscular, como fuerza, como el que traía la comida a la cueva mientras la mujer educaba a los hijos. Todo esto lleva a la tentativa idea de ese ser fuera de lo normal que combate contra Dios, ese ángel de la oscuridad. En fin, provocación con escenas explícitas y en una dedicatoria terrible. En fín, deseo que a Larsito no le calzaran de pequeño los zapatos al revés.



Análisis de la película desde un punto de vista irónico


El maltrato a los animales no pasará inadvertido para Greenpeace
La idea que transmite sobre la mujer: parece que a Lars Von Trier le gusta salir de etiqueta a comprar el pan y que le llamen desde las ventanas sus vecinas: ¡Machista!
La mujer después de perforarle la pierna y fisgonear en su interior: parecía buscar la sorpresa del roscón de reyes.
La mujer buscando al marido mientras le llama “hijo de puta”. El otro, claro, se esconde en una madriguera por miedo a que le ponga la otra rueda y se tenga que ir a casa como una bicicleta.
Los tres peregrinos: “Los trotamúsicos” o “los músicos de Bremen”
DEDICATORIA A TARKOVSKY: Imagino Tarkovsky como uno de los cuerpos que yacen bajo las raíces de los árboles y despliegan sus brazos y piernas en pos de una luz. “¡Déjame salir, Lars Von Trier, que me has enterrado muy bien aquí!”

2 comentarios:

Javi Malabarearte 7 de septiembre de 2009, 3:10  

Autocito una contracrítica que escribí en otro lugar...

"Que Anticristo es una ida de olla lo entendemos todos, que "el viaje" está justificado fatal argumentalmente, también lo podemos comprender. Así como que tanto los zooms digitales, como los cambios contínuos de fluídez en la imagen son bastante horribles y sólo sirven para llamar la atención es igualmente obvio.

Ahora no hablar de la mujer, de la valentía de Trier en los tiempos hembristas que corren, donde apenas se puede decir nada sin que te apaleen, es de alguien que no había visto un clítoris y un pene en su vida y se quedó anodadado con la visión.
El film es lento, tedioso, desagradable y repulsivo por momentos (y completamente intencionado). Pero se intuye contínuamente un trabajo fortísimo de investigación a sus espaldas, y sobre todo, es al movimiento feminista y a la mujer, lo que Dogville a la sociedad democrática moderna, una auténtica patada en los cojones.
Sólo por el atrevimiento moral todo el mundo debería verla, pese a todas sus flaquezas."

putativus 9 de septiembre de 2009, 4:25  

Está bien, muy bien que transmitamos informaciones a diferentes fuentes, este intercambio de cultura... (hablo de textos, no de herencias de vástagos como las de Hernán Cortés & friends)

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP