Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

TUVE UN SUEÑO (I HAVE A DREAM).

>> martes, 24 de noviembre de 2009

COORDENADAS: SÁBADO DE GUARDAR PREVIO COMIENZO DE LA JORNADA.

Soñé que me encontraba realizando mi película imposible. Por supuesto, me refiero en términos abstractos. Sería más correcto, en un discurso general, referirme a Mi Proyecto Vital, que se resumía en mi impotencia como persona sexual. “En el momento en que pierdas el temor en este aspecto de la vida, afrontarás el resto de tareas sin ningún tipo de complicación”. Podríamos decir que el compromiso para con mi vida, para con ese destino que no existe salvo cuando es pasado, se representaba en una cuesta que, para más inri, se construía de cascotes que complicaban La Subida. Era un relato concreto lleno de coherencia en mi caso, a pesar de que resulte totalmente extraño a los demás. Estaba el actor, un amigo al que perdí la pista hace bastante tiempo ya. Se encontraba interpretando su papel, pero no era mi papel. En el guión aparecía otra cosa, yo lo tenía claro. Un guión que no apareció en ningún momento físicamente, pero que yo recordaba con sus comas y puntos. ¡No era aquel el personaje que habíamos acordado! El original presumía de elegancia y sensibilidad. Este era rudo y burdo, animalizado completamente. El lugar donde nos encontrábamos las tenía todas para ser una cueva, digo yo que para remarcar el dramatismo de este personaje nuevo. Yo parecía contento, como convencido, pero ese otro yo, el real, el que parecía verlo todo desde fuera, sabía que no podía mostrar conformidad. Permanecía pasivo ante el inminente desastre. Después, aparecieron los otros, todos como en desfile de muertos vivientes. Se colocaron en las butacas, en aquella cueva que ahora se transformaba en una especie de sala de pruebas para selección de personal dramático. ¿Por qué? ¡Ellos sabían que era ese día el del rodaje! Ellos adoptaban la postura de desconocer el motivo por el que se encontraban allí. Desde luego, no se les veía con disposición para encarar un trabajo de cámaras en funcionamiento. Entonces, supongo que aquello dejó de ser un sueño porque mi yo moral, ese Pepito Grillo que casi aullaba por no ser escuchado, decidió dar al traste con todo aquello creando un sabotaje externo. Como si hubiese dinamitado los cimientos de aquella locura, supe que aquello había acabado y abrí los ojos con la confusión de las once de la mañana.

24 – 11 – 09

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP