Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Adiós, 2009, adiós Iván Z, adiós

>> jueves, 31 de diciembre de 2009

Sé que hay quien se pone como meta resultar agradable a aquellos a quien admira. Sin embargo, hay otra opción por plantear original de los que organizan venganzas a sus enemigos desde dentro de su propio campo (pongamos por caso, el Caballo de Troya). Hay veces que esta venganza es tan solo parcial, tan solo una sensación interior que dice “te he vencido” sin que el otro sepa del juego al que se ha prestado. Debe de ser una sensación indescriptible aquella otorgada por un crítico a aquel a quien detesta a los críticos (¿todos?), cuando este habla bien de ti. O a lo mejor sucede lo contrario, que hay que comenzar a pensar qué es lo que uno ha hecho mal cuando ocurre esto. Creo que algo así sucederá con los días siguientes que se dediquen a hablar de Iván Zulueta. De la condena al olvido a “exponente de un cine español no explotado lo suficiente”, por ejemplo. Lo cierto es que sería difícil de continuar, de crear alumnos de esta hipotética escuela. El fenómeno “Iván Zulueta” acabó con el fallecimiento del propio director. Él se llevó su descubrimiento. Adiós a un genio. Quizá mi admiración se debe a ese fenómeno que a todos nos embarga: la atracción hacia las extrañezas. Imagino la siguiente conversación:
- ¡Qué buena es un perro andaluz”!
- ¿Te gustaría verla ahora?
- ¡No, déjalo, no estoy yo ahora para Buñuel!

31 – 12 – 09

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP