Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

DOS PERSONAS HABLAN

>> lunes, 25 de enero de 2010

- ¿Sabes? Antes de conocerte, tú me caías mal…
- Antes de conocerme… ¿Cómo podía caerte mal si no me conocías?
- ¡Precisamente por eso! Porque no sabía cómo eras y te juzgaba erróneamente. Sinceramente, creo que al ser humano le diera por conocer a más gente, odiaría menos…
- ¿Odiaría menos o a menos?
- A menos que conozca a gente odiará a menos gente… Odiar en general es más sencillo que suceda y, a la vez, más complejo de solucionar. Se puede odiar mucho más si nos hablamos en sentido abstracto. Si concretamos en sujetos, se sabe exactamente a lo que se odia y se puede poner remedio. Odiar las guerras, odiar las tormentas, odiar los lunes… Ese tipo de odios seguirán ahí siempre porque siempre habrá lunes y guerras y tormentas.
- Ya… Comprendo… A mí me sucedió lo contrario. Cuanto más te conocía, más te odiaba. Y, ahora, lo acabas de arreglar con esto que me cuentas… ¿Por qué no me lo habías dicho hasta ahora? ¿Tú sabes cómo me siento? ¡Estafado! ¿Dónde queda tu sinceridad? Se supone que somos amigos…
- ¡Pues imagínate si te lo hubiese dicho al principio de nuestra amistad! Te lo digo ahora y, por lo menos, he podido ser tu amigo tres años.
- … ¿Qué se puede odiar en una persona antes de conocerla?
- Pequeños detalles… Por ejemplo: Siempre te veía leer obras de teatro. Yo pensaba: “¡Eso es de degenerados! ¡Las obras de teatro se ven representadas, no se leen!”
- A lo mejor es que a ti no te gusta trabajar el doble…
- Luego, supe que eras director de escena y que necesitabas leer las obras de teatro que ibas a representar para saber cómo dirigir a los actores y demás…
- ¡Es lógico!
- En otra ocasión, me enfadé con el poeta Celan porque lo confundí con Céline!
- ¡Graciosa coincidencia! Creer que alguien simpatizaba con los nazis cuando en realidad pasó por los campos de concentración…
- Bueno, en realidad podrían darse las dos cosas en un solo ser… Se puede ser simpatizante de los nazis hasta que te cogen y te deportan porque descubren que eres judío ¿no?
- Puede ser… No digo que no. ¿Después de ser deportado se puede seguir creyendo en los nazis?
- Yo no podría, pero es fácil hablar… Lo cierto es que me siento mal hablando tan ligeramente de todos estos temas…
- Bueno… ¿Y qué te hizo pensar mejor de mí?
- Pues que, a pesar de todos mis estúpidos prejuicios, me hacías caso… ¡A mí, el hombre solitario a su pesar!
- Ahora ya no sé qué pensar…
- ¡Vamos! ¡Estoy siendo sincero! ¡Más vale tarde que nunca!
- ¡Nunca es tarde si la “picha es buena”, que dicen en mi pueblo…!
- Bueno… Entonces, como teatrero que eres ¿me vas a decir aquello de “Vete a tomar por el foro” o no?
- ¡Deja de inventarte expresiones! ¡Odio tus trucajes lingüísticos! ¿Te crees gracioso diciendo todo eso?
- Me voy a hacer mutis por allí…
- Me parece muy bien. ¡Y no vuelvas hasta que hayas pensado en lo que has hecho!

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP