Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

DOS CLASES DE TIPOS

>> viernes, 30 de abril de 2010

Parece ser que el mundo está dividido en dos clases de personas: aquellos que creen que el mundo está dividido en dos tipos de personas y aquellos que no. Particularmente, yo me considero de los primeros, pues la propia definición me confirma como tal al encontrarme ya creando cismas. En la cuestión cinematográfica es donde puede comprenderse mejor esto: los hay que aman el blanco y negro y los que no, los que apuestan por el cine mudo y los que apuestan por el sonoro, los que creen en el valor de los efectos especiales y otros que confían más en una historia carente de artificios (Chaplin continuó trabajando hasta el final de su vida con mentalidad muda en blanco y negro, Harold Lloyd apostó por las escenas de acción sin dobles y acabó perdiendo unos dedos de la mano). En el tema de la arquitectura ¿por qué no? Nos encontramos con el talón de Aquiles. Me explico: Mariano Ozores y Víctor Erice hacen cine pero ¿es el mismo tipo de cine? Pues bien, lo mismo con una catedral y una chabola. Construcciones ambas. Algún perverso apuntó: “Pues qué quiere que le diga, pero a mi una chabola puede parecerme más bonita que la Catedral de la Almudena.” ¿Es posible tratar de construir con intenciones de memorabilidad pasada? Una clase de personas dicen que sí y otras que el resultado es Kitsch. La Almudena posee eso que llamamos imposibilidad para la visión general. A nuestro ojo, todo hay que decirlo, le resulta imposible mirar una imagen de forma total, necesita detenerse en un punto. Pues en la Almudena, parece haber una intención añadida de distraer. Los ideólogos más modernos de este artefacto-nave espacial del tiempo (ya que estamos con el cine y la arquitectura) han tenido que verse influidos por la “Roma” de Fellini. Esta es, por supuesto, otra opinión maledicente que he recogido de idéntica fuente chabolista. Está claro que la arquitectura moderna (y no modernista) está condenada a que por ella pasen los años y nunca sea antigua sino “vieja”. Es su propia concepción rompedora la que nunca conseguirá igualarse a la de otros edificios anteriores que se convierten en pasado, poco a poco, más dignamente. El cubismo ha envejecido muy mal, no así las gordas de Renoir (nunca pensé que podía llegar a decir esto) que cada vez me gustan más. Esto, puesto en las salas del Museo D´Orsay, da lugar a pocos malentendidos. Se me antoja que esta antigua estación de tren algún día despegará de sus cimientos para comenzar a viajar, como propio tren mercancías, mostrando su interior por cuantos lugares tengan estación dentro de su antiguo itinerario. Algún día dejará de haber esta constante pugna entre los artistas más académicos y los más conceptuales o postmodernos. Las cosas se nivelaran y, entonces, ya se inventarán dos nuevas clases para la división. ¿No pasó acaso con las batalla entre la línea de Delacroix y la mancha de Ingres? Algún día se dejará de ver mal opinar sobre una obra de arte de la siguiente manera: “Qué bonita”. Peyorativamente, se acusa a esta forma de expresarse como poco argumentada, de conclusión extraída casi al instante. Parece entonces que actuamos con un guión de por medio, esto es, “sobreactuamos”. Dejar de actuar y de fingir, relajar el esfínter como quien dice en lenguaje más chabacano. Adoro lo chabacano, pero no por ello dejaré de vestir elegante. De nuevo, una contradicción. “Somos los PRIMEROS ya que estamos a la ÚLTIMA”. De nuevo, una antítesis (esta, aceptada por todos, por si alguien no se había dado cuenta). Los que levantan la tapa y los que no cuando van al baño, los que se peinan con raya en medio y los anárquicos, los que todo lo ordenan perfectamente en su despacho y los que tiene un “estudio de artista”… Mil tipos de doble cara. Y, ante todo esto, lo más peligroso de todo: “Imposible el ademán” de mirar con objetividad.

PD: Gracias a todos los dos clases de tipos de personas de los que me nutrí para escribir esto.

27 – 4 - 10

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP