Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

SECRETO DE BOLSILLO

>> miércoles, 15 de diciembre de 2010

Las manos se agitan queriendo volar
Atrapadas en un bolsillo apagado
Revoloteando blancas en la noche
porque no quieren ser solo dos

Caminan las piernas desconociendo
lo que quizá hagan los brazos
porque ellas también reniegan
de su oficio, queriendo ir, cada una
por un lado, a la derecha y a la izquierda

¿Sabe la cabeza lo que quiere?
Solo sabe que está silbando
Que quiere mirar hacia atrás
Olvidándose de tener cuello
Y nunca mira, desde este último piso
Lo que sucede, acaso, en los otros

Nunca he querido estar en silencio
Por eso canto y bailo si camino
O me encuentro igualmente sentado
Quiero deciros que sueño andando
Y pienso, utilizando la silla, que no estoy sentado

A veces quisiera escuchar el palpitar de la sangre
Estallando cerca del tímpano, deteniendo esta marcha
Fúnebre, militar, o de cualquier otra especie desconocida
Porque, solo cuando duermo, de la instrucción descanso
Siento que cae, del brazo, ese fusil que da sentido al canto
Porque ya sereno, soy consciente del momento de dormir
Y poco a poco, va quedando inconsciente la inconciencia

Va dando golpes la noche, estallando las bombillas
Y por suerte, la actividad por fin anuncia que cesa
Olvidamos el calor, el ruido, el color, el olor
Y creemos que así, en esta nueva muerte diaria
Nuestro descanso ha merecido llegar al cuerpo
Para hacerse olvidar de sí mismo, atado en su propia cadena


Estado incómodo de duermevela, que amenaza
Con extinguirse en su luz, en derribar por fin el juego
Del que vigila con nombre de centinela
Grita el voluntarioso: ¿Por qué no dejar ya la partida?
Es tarde y mañana se habrá olvidado ya la jugada
Reposa el brazo sobre la dominante cabeza
Y espera, con las manos en los bolsillos, ser engañado
Una vez más, por sus manos fugitivas

15 – 12 – 10

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP