Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Proyecto escenográfico: "EL DILEMA DEL HOMBRE QUE TEME SER AUTOSUFICIENTE"

>> domingo, 30 de octubre de 2011

“El dilema del hombre que teme ser autosuficiente” es el título de la breve pieza que hemos creado expresamente para este proyecto. Con ella, queríamos tratar una serie de asuntos que nos han resultado, en nuestra experiencia como alumnos de la Facultad de Bellas Artes, divertidamente familiares. Nos encontrábamos, en un primer momento, interesados en hablar del miedo que siente el ser humano a no poder desenvolverse en un medio tan extraño como es el de este mundo del siglo XXI. La llegada a la edad adulta conlleva una serie de responsabilidades que no siempre parecen estar al alcance de la mano de todo el mundo. Es en esta etapa de transición en la que se encuentra el estudiante (rumbo a la vida activa, profesional) donde encontramos una serie de puntos que pueden llegar a rayar en lo surrealista. El ejemplo más cercano lo encontramos todos los años al comenzar el nuevo curso. En esta época, los alumnos acuden a realizar los trámites burocráticos necesarios para poder cursar el año de carrera en cuestión. Aquí comienzan los problemas, pues parece que la información no está del todo clara, que los alumnos parecen no leer bien los pasos a llevar a cabo, etc. Incluso encontramos los casos concretos en los que son los propios padres los que acuden a realizar los trámites en lugar de sus hijos, los cuales se sienten desvalidos, impotentes ante dicho mundo de “futuro adulto”.

ESCENOGRAFÍA

Un solo espacio para tres actores. El personaje de “Estudiante” estará en el centro, el “padre” a la izquierda y el “Representante de Secretaría” a la derecha. Estarán unidos por sus “teléfonos”. El sistema telefónico será muy simple: Cuatro vasos de plástico unidos, de dos en dos, por cuerdas. El Estudiante utilizará dos vasos y cada uno de estos le conectará con los otros dos personajes. El “Estudiante” estará sentado en una banqueta. El “Padre” utilizará una silla y una mesa de cafetería sobre la que habrá un vaso de vino y una botella. El “Representante de secretaría” dispondrá de una silla y una mesa de oficina.


LUGAR DE LA FACULTAD DONDE LLEVAR A CABO LA REPRESENTACIÓN

Una de las piscinas del jardín de la Facultad de Bellas Artes de Madrid.



RECURSOS MATERIALES

- Cuatro vasos de plástico y dos cuerdas.
- Una banqueta
- Una silla y una mesa de oficina
- Una silla y una mesa de cafetería
- Una botella y un vaso lleno de vino.
- Unas hojas de papel sueltas

ACTORES

- Un hombre en torno a los veinte años (“Estudiante”)
- Un hombre de cincuenta años (“Padre”)
- Una mujer de cuarenta años (“Representante de secretaría”)

VESTUARIO

- “Estudiante”: Una camiseta negra, un pantalón vaquero y unas deportivas blancas.
- “Padre”: Chaqueta y pantalones grises, corbata y zapatos negros y camisa blanca.
- Representante de secretaría: Una falda roja y un lazo rojo, una camisa abombada blanca y unos zapatos de tacón negros.



DRAMATURGIA

El personaje del “Estudiante” mostrará una actitud pasiva durante todo el tiempo que dure la obra. El personaje del “Padre” se mostrará servicial con su hijo y molesto cuando se refiera al “Representante de secretaría”. El “Representante de secretaría” será el único que vaya modificando su carácter de más a menos paciente, hasta llegar a alterarse completamente.



















TEXTO

En la escena se encuentran los tres personaje: El Estudiante, el Padre y la Representante de Secretaría. El Padre se encuentra bebiendo vino del vaso y la representante de secretaría anda buscando entre los papeles de su mesa.
El estudiante, también con papeles en la mano y con aspecto confuso, coge el teléfono para hablar con el representante de secretaría.

ESTUDIANTE (con tono coloquial y de dejadez)

Hola, buenos días… Me gustaría saber cuántos créditos de libre elección tengo que hacer…

REPRESENTANTE DE SECRETARÍA (guardando las formas)

Sí, vamos a ver… Lo primero de todo: ¿Qué estudias?

ESTUDIANTE

Séptimo…. Es que, verás, intento hacer la matrícula en Internet, pero me dice que no…

REPRESENTANTE DE SECRETARÍA

Ajá… ¿Séptimo de qué?

ESTUDIANTE

… De segundo ciclo… Aunque no estoy muy seguro… Porque creo que estoy en cuarto de primer ciclo y, entonces, no sé dónde estoy de segundo ciclo…

REPRESENTANTE DE SECRETARÍA

… ¿Pero cómo has hecho la matrícula estos años?

ESTUDIANTE

… No sé, yo es que esto… Yo venía a clase cuando decían que tenía que ir a clase… No sé, espere un momento que voy a llamar a mis padres…



ESTUDIANTE (deja el teléfono y coge el otro para marcar un número diferente)

¡Hola papá! Nada, que… como tú me dijiste eso, ya sabes, he llamado allí pero me preguntan cómo se hace la matrícula…

PADRE

¿Pero cómo te preguntan a ti cómo se hace la matrícula? ¡Eso lo tendrían que saber ellos!


REPRESENTANTE DE SECRETARÍA

Bueno, llámame cuando lo tengas claro…

ESTUDIANTE (coge de nuevo el teléfono por el que estaba hablando con el representante de secretaría)

Que me dice mi padre que tendríais que saber vosotros cómo se hace la matrícula…

REPRESENTANTE DE SECRETARÍA (con tono de cierto enfado)

Pues dile a tu padre que yo no sé qué matrícula se puede hacer cuando se está a la vez en primer y segundo ciclo… ¡o lo que sea!

ESTUDIANTE

Papá, que dicen en secretaría que no saben hacer la matrícula…

PADRE

Pues les dices de mi parte que ya pago bastante por tu matrícula como para que además no sepan hacerla…

ESTUDIANTE (coge el otro teléfono)

Que dice mi padre que paga mucho y vosotros hacéis poco…

REPRESENTANTE DE SECRETARÍA (habiendo perdido los nervios)

¡Dile a tu padre que se cambie de carrera… contigo… pero que a la gente normal nos deje en paz!

Los tres personajes dejan a la vez sus teléfonos. FIN

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP