Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

CANTANDO BAJO LA LLUVIA

>> martes, 29 de mayo de 2012

Ahora que está tan de moda el film “The Artist” convendría volver la vista atrás en la historia del cine para encontrar otros ejemplos sobre la propia historia del cine. A algunos desmemoriados o simplemente demasiado jóvenes, quizá les haya pasado inadvertidos una película que trata también sobre un momento de la historia del cine en el que el cine mudo comenzó a hablar. Se trata de “Singin in the rain” (“Cantando bajo la lluvia” aquí en España), un film de los años cincuenta dirigido por Stanley Donen en colaboración con Gene Kelly. Este último, actor, bailarín, cantante… Un todoterreno de los que ya no quedan. Curiosamente, los años treinta tenían en común con la época actual un rasgo bien importante: la situación crítica que atravesaba la económica. El cine se estaba convirtiendo en una fábrica de sueños, en una forma de olvidar por un momento las preocupaciones para deleitarse con canciones, coreografías y argumentos novelescos. “Cantando bajo la lluvia”, a pesar de haber sido realizada veinte años después, consigue que nos olvidemos por un momento de nuestros disgustos para enfrentarnos a una historia deliciosa de principio a fin. Da la sensación de que nada puede faltar o sobrar en esta película. Y, sin embargo, el título de la cinta puede despistar, alejarnos del asunto de corte histórico en el que se basa la película. Todo cinéfilo tiene grabado en su memoria a Don Lockwood (Kelly) despidiéndose de Kathy (Debbie Reynolds) y regresando a casa mientras cae sobre el una lluvia de leche. Gene Kelly rodó esta escena de estudio con fiebre y, en efecto, mojándose con una lluvia que acabó trucándose con líquido lácteo para que la cámara apreciase mejor “el agua”. Cosmo Brown, papel interpretado por Donald O´Connor, es el compañero inseparable de Don y, por cierto, es uno de los descubrimientos del film. Derrocha talento a raudales. Es el toque de humor más sobresaliente, pues en general todos los personajes viven felices, alegres, a pesar de sus penurias (es lo que tienen los musicales). Por otro lado, no podemos olvidar tampoco a Cyd Charisse, la bailarina que aseguró sus piernas por cinco millones de dólares. La pregunta del millón: ¿Quién compuso la banda sonora de la película? La respuesta es Nacio Herb Brown. Su partitura tiene mucha culpa del éxito obtenido del film, y apenas suena en la cabeza de los espectadores o entendidos, a diferencia de otros compositores clave en los Films de Kelly (Gershwin, Bernstein, etc.) Como colofón final, comentar que “Cantando bajo la lluvia” explica infinitamente mejor los problemas que sufrió la industria con el advenimiento del sonoro: el problema de actores con voces inadecuadas, de desincronización de sonido e imagen, el problema de un sonido todavía primitivo y lleno de imperfecciones. Toda una lección de historia a la par que de entretenimiento perfecto.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP