Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

TAKE SHELTER

>> martes, 8 de mayo de 2012



Ganadora del primer premio en la Semana de la Crítica del festival de Cannes, esta segunda película de Jeff Nichols promete. Su ópera prima, “Shotgun Stories”, realizada en 2007, consiguió que muchos se fijaran en él, pero ha sido esta última la que le ha presentado oficialmente al público internacional. "Tenía un profesor en la universidad, un profesor de Europa del Este, que solía decirnos que los Oscar estaban bien, pero que nada supera a Cannes, que Cannes son los Oscar para el mundo. Nichols es de esos creadores que se toma su tiempo para hacer bien la cosas. Como Paul Thomas Anderson (“Magnolia”, “Pozos de ambición”), se hace esperar y desear.
“Take Shelter” es la historia de Curtis LaForche, un hombre que vive en Ohio y que para muchos es un ejemplo de hombre ejemplar. La relación que mantiene con su mujer y su hija parece hecha a prueba de bombas… ¿Pero lo estará también a prueba de Apocalipsis? Y es que las cosas comienzan a torcerse cuando Curtis comienza a tener una serie de pesadillas en las que imagina que una gran tormenta amenaza a la Tierra y a cuantos viven en ella. Poco a poco, se irá convenciendo de que estos sueños tienen un poso de verdad y que cuanto ha imaginado por las noches sucederá. La obsesión llega a invadirle de tal forma en el terreno de lo real que aquello que ve en sus creaciones oníricas traspasa dichas barreras para producirse también cuando él está despierto. En un principio, cree que aquello que ven sus ojos lo ven también los ojos de los demás. Poco a poco, la gente que le rodea comienza a preocuparse por él. Curtis recordará un antecedente familiar, el de su madre, que sufrió de esquizofrenia. Teme que él vaya por el mismo camino y trata de poner todos los medios que tiene a su alcance para evitar el mismo destino (lee libros sobre enfermedades mentales, se medica, acude a psicólogos) pero todo es en vano. Toda su estabilidad vital comienza a tambalearse, pero esto acaba desplazándose a un segundo plano ante la certeza cada vez mayor del advenimiento de aquella tormenta apocalíptica. La mejor forma que encuentra para remediar este mal y sobrevivir a él es construirse un refugio subterráneo, y no duda en endeudarse y poner en peligro su trabajo en la minería para llevarlo a cabo.
Para Nichols, la tormenta real que nos encontramos sufriendo en estos momentos los comunes mortales es la de la crisis financiera. La ciencia ficción se convierte en este sentido en una metáfora. Una de las metáforas menos literarias y menos reales, pues ciertamente esta noticia está afectando por desgracia a nuestras vidas psicológicamente. Es una especie de cataclismo, de fin de una era… de la que no sabemos cómo vamos a salir.
Lo mejor del film de Nichols es el tratamiento que aplica a una película de ciencia ficción para convertirla en una historia personal. La historia de un hombre que poco a poco se va viniendo abajo y que nadie comprende. Él mismo pone a prueba la relación con su mujer siendo sincero y contándole todo lo que pasa dentro de su cabeza. Jessica Chastain, que interpreta dicho papel, la recordaremos por su papel en “El árbol de la vida”. De hecho fue el propio Malick quien se la recomendó a  Nichols como actriz. Su papel bien recuerda al de su anterior film: mujer y madre abnegada, bondadosa, paciente… El protagonista, Michael Shannon, es de momento el actor fetiche de Nichols (quien le siga le recordará en la anterior película de este director).
Toda la trama, todo lo que el espectador creía porque se lo había construido durante todo el film, acaba desmoronándose al final de la película. Esto también es de admirar en Nichols. Su giro copernicano convierte a su trabajo en una obra redonda. Perfecta.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP