Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

"NADA". UNA OBRA DE CÁSCARA ROTA

>> martes, 26 de junio de 2012




He tenido el placer de asistir -como espectador privilegiado- al forjamiento, durante una serie de años, de un grupo teatral que ha ido ganando en consistencia, profesionalidad y calidad. Sus integrantes se conocieron en los años de existencia del Grupo de Teatro Bellas Artes, propuesta escénica creada por Eva Libertad dentro de la susodicha Facultad de la Universidad Complutense de Madrid.
 De aquella experiencia quedaron cuatro miembros con ganas de continuar unidos su andadura teatral, de prolongar los buenos resultados. Tras obras como “Pánico” o “Cómo vivir 100 años”, ahora han resurgido desde sus éxitos en un formato nuevo: Cáscara rota. La formación la integran  Lucía Sánchez, Gonzalo López, Andrea Díaz y Javier Ramírez. Desde hace un año trabajan conjuntamente para sacar proyectos ideados por ellos mismos en los que dirigen y actúan a partes iguales. Dentro de esta forma de trabajo tan peculiar (y tan práctica, todo sea dicho) han llevado por diversas salas de Madrid una obra que lleva por título “Nada”. Dicho proyecto no ha hecho sino crecer a lo largo de este tiempo, evolucionando en su libreto y puesta en escena. Todo es susceptible de cambio, y no solo ellos son los responsables de dicho avance, sino también los espectadores que la conocen. “Se aceptan propuestas de todo tipo” parecen decir. Los actores-escritores-directores provienen, como ya hemos dicho antes, de un campo concreto: las Bellas Artes. Esto afecta inevitablemente en su proyecto “Cáscara rota”. Hay un interés estético evidente. Todo el atrezzo dispuesto en torno a su escenario nos remite a dicha sensibilidad.
“Nada” es una propuesta con humor de un tema que no por viejo deja de estar en el candelero de la actualidad: Las relaciones de pareja. Desde el ser humano primigenio hasta el actual, numerosos quebraderos de cabeza han amenazado la estabilidad emocional de quien ha entrado en este pantanoso terreno.
La obra es aparentemente sencilla:
Tres personas sentadas en torno a una mesa. Alumbradas por unos pocos focos que les confieren presencia escultórica, más allá de este pequeño círculo de luz les rodea una oscuridad en la que se guarecen los espectadores que observan la escena.
Sobre la mesa que acaba resultando un pequeño pantano, tres jarras flotan sobre agua. Una jarra las rellena cuando quedan vacías, colaborando en este exceso acuático.
Dos beben. El otro, que les sirve más agua, representa esa inestabilidad en el dúo, en la pareja. A pesar de su condición de tercero, de estar en segundo plano, interfiere de forma directa en los demás. Sin él, no tendría sentido la obra. Los tres personajes permanecen casi hieráticos en escena, conformando una escena pictórica además de la otra escultórica.
“Nada” ha pasado por “La Bagatela”, "La Tabacalera", “La Tirana” o “Kubik Fabrik” en Madrid, y en breve visitará Florencia en su Festival de San Casciano. Conviene estar atentos para descubrir cuál será su nuevo escenario.

4 comentarios:

Andrea D.R 10 de julio de 2012, 13:46  

Inigualable Javier, gracias por tu tiempo y palabras

nosoydali 10 de julio de 2012, 14:00  

Siempre es un placer escribir sobre cosas tan interesantes como fue vuestra "NADA". Cuando a uno le gusta lo que escribe, siempre es más fácil que salgan cosas bonitas.

tontería. 22 de julio de 2012, 11:09  

Precioso Javi, miles de gracias.

nosoydali 23 de julio de 2012, 13:17  

¡Me alegro que os guste! ¡Menudo exitazo! jaja

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP