Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

EL SEDENTARIO SEDIENTO DE INSTANTES ETERNOS

>> domingo, 23 de septiembre de 2012


Escucho serenamente
A Eolo inflar sus carrillos
Cuando no cabe otro sonido
Al final, ya, de la tarde

Parece que estos soplidos
Desplazan nubes y colores
Replanteando el campo de batalla
Recolocando con caos el orden

Recibo este aire húmedo que penetra
el cuerpo de quien osa interponerse
en este paisaje vacío, abandonado a la Naturaleza
muerta o viva, pero nunca acompañada por “nadie”…
Solo por “nada”, por lo que no necesita de palabras
Para expresar lo que vive, necesita o siente.

¡Yo, humano intruso, tiemblo de placer!
Solo una voz inoportuna, paternofilial
me dice que esto que ahora me refresca
puede ser poco saludable… ¿Qué importan
las recetas de los doctores ahora?
Los inconscientes románticos no entendemos
De futuros hipotéticos, sino de presentes cercanos.

Ahora que todo eso se marcha porque yo me voy
Ahora que todo eso se aleja porque yo zarpo
Ahora que ya no caben arrepentimientos
Alzo mi brazo y lo hago girar de izquierda a derecha
y grito, aunque el mensaje en el aire se pierda:
“¡No me esperéis despierto! ¡Puede que tarde en volver!”
Como despedida recibo un pañuelo que ondea
de cirros y estratos lleno, preñado de lágrimas

El barco quisiera volver hacia la tormenta
Bella, temida, deseada y respetable
Pero el timonel no entiende de sentimientos
y conduce hacia la dirección contraria
Cansado ya de ese lugar, aburrido de madera
Como es él, nunca acostumbrado a dilatarse
Y contraerse por la caprichosa temperatura

El viajero quisiera ser sedentario
Y, deteniéndose, detener también ciertos instantes

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP