Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

RENOVACIÓN

>> sábado, 9 de febrero de 2013


De nuevo volveré a aquellos sitios que antes tanto apreciaba
lugares mágicos tocados por una suerte de extraña nostalgia.
Aquellos que desaparecieron, un día, de mi mapa
y que necesito que reaparezcan, porque quiero volver a ellos
sin falta.

Fueron en otro tiempo motivo de mi alegría,
Fueron antes sonrisas y ahora son solo dientes,
Son Colmillos amarillos de bestia que amenaza
Son espadas flamígeras de seres antes celestes
Y ahora temibles, que castigan porque expulsan.

¡Resucitad! Estoy herido…

Cuando el dolor desaparezca
Y esto que fue dulce y ahora es amargo
Sea recubierto por un nuevo musgo,
(Como si de un tronco seco se tratara)
Volveré de mi exilio forzado
Y os reconoceré, aunque hayáis cambiado.

Aquí,
Donde nada parecía que pudiera ponerse en marcha.
Aquí brotará de nuevo la vida
Y se iluminarán parajes oscurecidos de mi senda.

Porque creo que todavía es posible
Y no temo morir en esta vieja vida.

La piel caerá, como la de las serpientes
Y un nuevo color definirá mi espíritu
Y cerraré los ojos, y vendrán a mí esas imágenes
Que nunca se fueron, que permanecieron escondidas
Esperando, pacientes, como llamas vivas
Que se guarecen entre los troncos
Tras una fogata, compartiendo oscuridad
Con la ceniza.

Esa espalda arqueada por el desánimo
Volverá a mirar sin temor al cielo
Y esas grandes piedras en el camino
Construirán las murallas de mi reino.

Habrá ganado el peón al rey
cuando lo daba todo por perdido
¡Escúchame bien, Jardín del Edén!
Un día lo fuiste, y ahora
volverás a ser mío.     

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP