Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

Un apunte teatral

>> viernes, 3 de mayo de 2013


FEDERICO, SALVADOR y LUIS


JARDÍN CASA DE CAMPO.

Aparece en escena SALVADOR seguido de FEDERICO. SALVADOR toma asiento mientras que FEDERICO se queda de pie, mirándole.

SALVADOR
¿Qué hora será, Federico?

FEDERICO
Las doce y media, señor…

SALVADOR
Hace mucho calor…

FEDERICO
El señor está nervioso… Hoy no es un día cualquiera…

SALVADOR
No, desde luego que no…

FEDERICO
Hoy por fin se verán recompensados todos sus esfuerzos de años pasados…

SALVADOR
¡Hoy podré reírme de todos aquellos que decían que no iba a llegar a nada!

FEDERICO
El señor siempre ha logrado todo lo que se ha propuesto…

SALVADOR
Sí, pero han pasado muchas cosas… He perdido muchas oportunidades, he dejado a mucha gente por el camino…

FEDERICO
Si me permite que le diga una cosa, creo que no sirve de nada que le de vueltas a lo que ya no tiene solución. Ahora lo que va a venir le va a hacer olvidar malos recuerdos. Ya verá…

SALVADOR
(Mirando su reloj de pulsera) Están tardando mucho, Federico…

FEDERICO
No se impaciente. Estas cosas van así. Hágame caso…

SALVADOR
No sé por qué, pero tengo la sensación de que algo no marcha bien…

FEDERICO
Si el señor quiere, le puedo hacer limonada…

SALVADOR
Sí, por favor. Me estoy muriendo…

FEDERICO se marcha dentro de la casa. Se oyen unos pasos y aparece LUIS.

SALVADOR
(Sorprendido) ¡Tú!

LUIS
Hola Salvador… Veo que te sigues acordando de mí…

SALVADOR
¿Qué haces aquí?... ¿Cómo has sabido…?

LUIS
Cuando se han compartido diez años de una vida con otro, no es fácil olvidar… Aunque veo que tú has tenido menos problemas…

SALVADOR
Diez años de éxitos profesionales que ya pasaron. Fueron maravillosos, pero ahora las cosas han cambiado…

LUIS
No hace falta que lo digas, ya me he dado cuenta…

SALVADOR
Veo que eres un hombre razonable…

LUIS
No quieras dejar descansar tu conciencia… He venido para despertártela…

SALVADOR
Luis ¿tanto te cuesta asumir que la situación no es la misma?

LUIS
No puedo asumirlo porque es algo que yo no he decidido… Fuiste tú el que decidiste que todo cambiara… Yo hice todo cuanto tuve en mi mano para sacarte del fango, para hacerte escalar peldaños… ¿Y así me lo agradeces? ¿Haciendo como si esa parte de tu vida nunca hubiera existido?

SALVADOR
Luis… Tú siempre supiste la importancia que para mí tenían los negocios…

LUIS
Das asco. Pero no creas que te vas a marchar de rositas… Hoy hablaré, hablaré en mitad de tu fiesta, cuando todos los peces gordos estén reunidos a tu alrededor, esperando tus palabras… Y nadie podrá hacerme callar ¿entiendes? Han sido muchos años callando, tragando como para que ahora me sienta cohibido…

SALVADOR
Te lo pido por favor… Podremos hablarlo más tarde si quieres, pero ahora…

LUIS
Ahora me voy a ir a dar un paseo por tus terrenos. No están nada mal, has sabido emplear bien el dinero que te he ayudado a ganar…


LUIS se marcha. Aparece FEDERICO con un vaso de limonada en la mano.

FEDERICO
Aquí la tiene, luminosa como el sol pero fría como la luna… ¿Le ocurre algo, señor Salvador?

SALVADOR se queda en blanco, sin saber qué decir.


0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP