Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

CONSTRUCCIÓN DE UN ESPACIO ESCÉNICO

>> martes, 4 de junio de 2013


"Sucedió así. Estaban casados hacía cua­renta y seis años. Los hijos se les casaron, y se fueron; otros se quedaron a medio camino. Cayeron en los perros. Tuvieron siete, a lo largo de casi un cuarto de siglo. (Tenían una casa vieja, húmeda, larga y estrecha, con olor a albañal, que no percibían, oscura.) Ninguno de los canes les llegó tanto al corazón como Julio, un faldero blanco y sucio, cariñoso en extremo, que se pasaba el día lamiéndoles cuanto alcanzaba. Dormía a los pies de la cama y, tan pronto como asomaba la primera claridad descolorida, subía a despertarlos, a lengüetazos. Un día, le entraron celos a la vieja; creyó que el perro prefería a su cón­yuge. Calló, padeció, trató de atraer al can con triquiñuelas y golosinas; pero Julio siguió la­miendo a su esposo en primer lugar y, sin duda, con predilección. La mujer envenenó, lentamente, a su marido. Se dijo que el perro murió el mismo día que el viejo, pero fue li­cencia poética: le sobrevivió tres años, para mayor felicidad de la buena señora".

Una cama construida a base de trozos de madera, ensamblados de forma desigual y cada uno de ellos imperfecto, mostrando sus astillas y su color oscuro ennegrecido. Además, puede verse cómo de ellos sobresalen clavos que en teoría han sido utilizados para apuntalar todo el conjunto del mueble. No hay colchón ni ningún otro complemento que suavice su estado.
En torno a la cama, una serie de cubos sobre los cuales caerá el agua de las goteras del techo (este efecto puede conseguirse con sonido de goteo).
El suelo se presenta imperfecto, faltando tablillas del parquet y con algunas de las que sobreviven estropeadas debido al efecto del agua y de los arañazos.
Tres tabiques conforman el espacio de la habitación. Éstos están forrados con un papel de flores desgastado, habiendo perdido el color original y manchado de humedades.
Dos ventanas a los laterales presentan sus listones torcidos, siendo de este modo desiguales a propósito, lo que ayudará a generar junto con el resto del conjunto una sensación psicológica de inquietud y desasosiego.
La única iluminación vendrá del exterior, penetrando a través de los ventanales sin cristal.

A medida que la acción avance, todos estos elementos irán echándose a perder: las paredes se vendrán abajo, la cama cederá perdiendo la sujeción en sus patas y acabando en el suelo. Los cubos acabarán rebosando y formando charcos alrededor. 

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP