Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

ALEGORÍA PICTÓRICA

>> jueves, 4 de julio de 2013


Bajo la Cúpula del Duomo
Observaba, diminuto, insignificante,
Todo aquel Apocalipsis.

Sonaba, en el lateral, el órgano
Y, poco a poco,
las figuras iban moviéndose.

Arriba Dios, director sin batuta,
Creador de aquella música divina.
Abajo, profanos miembros de orquesta.

Como espectador, observaba la ejecución
Y me pareció ver, entre los violines
A la joven dama por la que me hice músico
Y creyente, siguiendo su luz.

Yo ya no estaba abajo, ya no era público,
Sino que me encontraba también retratado
Retorciéndome en las llamas del averno.

¡Qué distancia más terrible nos separa,
Sibila enigmática, diosa de la música!
¿Cómo podré yo liberarme de este fuego
Cuando solo he sido carbón?

Estás por encima, siempre lo estarás,
Y esta pintura estará ahí para recordarlo.
Aunque la música del órgano calle
Aquella otra resonará en mis oídos siempre.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP