Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

NOCHE DE SAN JUAN

>> sábado, 7 de septiembre de 2013


A la espalda de una iglesia en parte derruida,
Hay tumultos, gentío, aires de fiesta.
La luz se funda y brota de la madera
E, igual que saltan poderosas las brasas
Lo hacen aquellos que por encima las pasan.

Un calor de agosto se apodera del mes de junio
Siendo el sudor saciado por agua milagrosa
Que corre generosa, de mano en mano.
Son gritos de aquelarre que explotan en el firmamento
Los que escucha, agazapado, aquel hombre solitario.

Mirando fijamente el sol vibrante y engañoso de la hoguera
Cree atisbar, por efecto de la mágica noche, una negra cabellera.
Aquella que durante tantas otras noches grabó en su retina
Reaparece, alegre y danzarina, por efecto de brujería.
Parece tentarle a ir hasta donde está, abrasándose abrazándose a ella.

Nadie de los que allí están le mira, hipnotizado.
Nadie se percata de la tragedia de aquella noche.
La sangre suya está envenenada, qué duda cabe.
Para él no son posibles los actos de purificación
Sigue poseído por esa fiebre por la que tiembla.

Y si él fuera fuego, si él fuese hoguera,
Tal vez se sentiría un poco más fuerte que ahora,
Pero él es en este momento noche
Y solo sus ojos parecen iluminar la oscura senda
Aunque en ellos se dibujen las formas de aquella figura
Que nunca se derrite de calor, ignífuga hembra.

0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP