Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

JINETES SIN CABALLO

>> martes, 5 de noviembre de 2013


Centrado en la plaza
el inquietante monumento,
frío bronce, color negro,
del caballo vacía mirada
detenido su movimiento,
una pata levantada
sintiendo el peso
de algo que le falta.

Su jinete está ausente,
quizá cayó en alguna batalla.
Su paradero no importa,
solo preocupa su falta.

Interrogante como una esfinge
cada vez que paso, me mira
el animal, ofreciéndome su grupa.

¿Seré yo ese anónimo jinete?

Atravieso el campo de la juventud
valiente, no precisando de armadura,
pero es el camino largo y estoy solo
y preciso de compañía en la travesía.


Así somos un gran ejército
de jinetes sin caballo todos,
que vagamos errabundos por esta vida
buscando quien nos ofrezca su caballo.
Nosotros, ahora en vanguardia, aún anónimos,
mocedad de un mundo poco hospitalario.


0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP