Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

"UNA VALE POR TODAS". TRANSGRESIÓN Y RENOVACIÓN ESCÉNICA

>> lunes, 17 de marzo de 2014



Dentro de la oferta teatral que podemos encontrar en la agenda cultural madrileña, quizá la Sala de "Teatro Mínimo" siga resultando, junto a "La casa de la portera", una de las propuestas más apetecibles debido a la singularidad y calidad de sus contenidos. La posibilidad de poder acceder a representaciones dramáticas de una forma tan cercana representa una de sus señas más significativas, así como el mejor estandarte con el que denominar esta novedosa forma de replantear el concepto de "puesta en escena".  El hecho de que el número de personas que conforme el público sea reducido del mismo modo que el espacio en el que la obra es representada, reconfigura la forma clásica de percibir este tipo de espectáculos. Entre el actor y el espectador se genera un nuevo tipo de conexión, eliminándose toda distancia de tipo arquitectónica (se elimina el escenario como tarima así como las butacas que conformaban la antigua y tradicional sala teatral). El edificio denominado "Teatro" pasa a convertirse en un espacio adaptado dentro de un inmueble de viviendas tradicional (uno de los bloques históricos de la Calle de Loreto Prado y Enrique Chicote en pleno centro de la capital), por lo que el bajo de una de estas casas se reconvierte en un pequeño teatro dividido en diferentes salas o cubículos dentro de los cuales tienen lugar distintas representaciones.
Todo un concepto transgresor que ha venido aplicándose desde hace relativamente pocos años en España y que ha sido acogido con éxito por parte de toda una nueva generación de espectadores teatrales.     
El Jueves 13 y el viernes 14 se programó en una de las salas de este centro una obra que seguramente no dejó indiferente a nadie. Su título, "Una vale por todas" y su autor, Zoilo Carrillo.
¿Qué es lo que podemos destacar de esta obra de microteatro? A mi juicio, la valentía y el acierto con el que ciertos asuntos de tipo moral han sido tratados en esta pieza. El autor trabaja desde su pieza una suerte de mundos interiores que trascienden lo que en un principio podría interpretarse como un mero asunto de ficción. A medida que el texto avanza, no podemos por menos que sentirnos cómplices de un mundo que parecía ser extravagante y que termina por convertirse en un fresco de siniestra autenticidad. A pesar de que la historia se torna por momentos rocambolesca, el espectador siente que en el fondo de aquella tragicomedia esperpéntica se esconde un poso de verdad con el que sentirse identificado. Cuestiones que nos atañen como individuos presentes en una sociedad que parece renovarse a la vez que amenaza con una degradación en estado apocalíptico.
Un fuerte cóctel donde podemos encontrar recuerdos de un Buñuel renovado, mezcla de las mejores páginas escritas del realismo mágico unidas a otro realismo literario, el sucio de Carver, Bukowski o Wolff.
Otra de las bazas más afortunadas de "Una vale por todas" la podemos encontrar en unos diálogos directos y certeros sustentados por el potencial de dos extraordinarios actores dirigidos por el buen hacer del propio autor.
Sin duda podemos asegurar que "Una vale por todas" resulta todo un descubrimiento, una autentica pedrada capaz de romper los cristales de los convencionalismos para dejar entrar ese aire nuevo y fresco que tanto necesita el mundo de la escena, y más si cabe la escena española.


0 comentarios:

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP