Portfolio

Visita nuestro Blog de Arte

EL MISTERIO DEL CRISTO DE LOS GASCONES

>> jueves, 17 de abril de 2014





A pesar de que muchos pesimistas puedan sentirse contrariados, existen en la agenda cultural pequeños puntos de luz con los que poder disfrutar de actividades de calidad sin tener que desembolsar una sola moneda de oro de nuestra preciada bolsa de Judas. Dicha imagen religiosa resulta bastante idónea para esta Semana Santa, en la que gran parte de la población, ya secularizada, no sabe en qué invertir su tiempo.
El pasado día 14, el grupo de teatro La Nao d´Amores representó en el Centro Cultural de Moratalaz uno de sus mejores trabajos: "El misterio del Cristo de los Gascones".
La obra, que fue representada en Segovia dos semanas antes, concretamente el 4 de abril en la Iglesia de San Justo, forma parte de un catálogo en constante crecimiento que esta compañía ha ido creando a lo largo de sus trece años de existencia. Su labor no es meramente dramatúrgica, sino investigadora. Conscientes de nuestro rico patrimonio cultural, La Nao d´Amores se ha encargado de ir recopilando algunos de las muestras más primitivas del teatro español pertenecientes al periodo del prebarroco.
"El misterio del Cristo de los Gascones" fue creada en el 2007 y parte de una representación histórica con carácter religioso llevada a cabo en época medieval en la iglesia y lugar antes citadas. El escaso material conservado de dicha celebración litúrgica (del cual se tiene perfecta constancia) no impidió su reconstrucción. La obra narra la Historia de Cristo, desde su nacimiento, pasando por su vida, pasión, muerte y resurrección. El elemento fundamental es una talla de madera de estilo románico articulada en parte, la cual era empleada como marioneta por parte de los oficiantes de la ceremonia para representar ante el pueblo este pasaje del Antiguo Testamento ante el pueblo durante este periodo de celebración cristiano. Dos orificios efectuados ante el muro del altar de la Iglesia de San Justo testimonian dicho acto, pues se supone que eran empleados para sujetar la talla durante el acto. De este modo, los allí congregados asistían a la enseñanza de los hechos más relevantes del Nuevo Testamento. una especie de Biblia de Piedra empleada por la Iglesia para educar a sus feligreses. Para hacer más amena la ceremonia y revestirla de un cierto carácter teatral (lo cual hacía más ameno el acto), se escribió una pieza dramática en la cual tomaban parte actores e incluso músicos.
La Nao d´Amores se sirvió para completar su recreación de textos y música de la época relacionados con este tipo de celebraciones.



Los elementos físicos de la obra creada por esta compañía pasan por el respeto y la fidelidad al referente original: Instrumentos de dicho periodo histórico (clave, carraca, zanfona, flauta dulce y violoncello) y, cómo no, una escultura copia de la original aunque dotada con una mayor movilidad en sus miembros para una mejor utilización teatral de ella.
La Nao d´Amores recupera, por tanto, una de nuestras obras teatrales más antiguas, hasta entonces olvidada, barnizada de colores vivos y despojada del polvo de los años. Esto es, una obra nueva y contemporánea.
Conviene conocer no solo nuestra historia teatral, sino además la historia de la religión que constituye gran parte de nuestra cultura: la cultura occidental. Sin tener presente su testimonio nos sería muy difícil comprender nuestro presente, aún viviendo en esta época tan representativa de lo profano.      
Esta obra, aún habiendo perdido su contexto al ser representada en un Centro Cultural (despojada de su entorno religioso), no pierde un ápice de su magnificencia. La compañía es una compañía ante todo teatral y así debe de comprenderse a la hora de disfrutar la puesta en escena.   
La marioneta representa el eje vertebrador de la representación y acaba convirtiéndose en un actor más. A pesar de poseer las características propias de un Pantocrator (su expresión primitiva y carente de emociones) el modo en el que los actores insuflan a la marioneta de vida propicia la sensación de encontrarnos ante un ser vivo que es capaz de sonreír, asustarse, entristecerse e incluso hablar, cuando bien es cierto que lo único que es capaz de mover físicamente son los ojos, mediante un mecanismo que provoca la subida y bajada de unos párpados internos. Se trata de la mística teatral, llevada a cabo con maestría por aquellos que no hacen sino anularse cubriéndose el cuerpo de tela negra (podemos rememorar creadores contemporáneos como Ilka Schonbein, que representan una forma de hacer teatro de títeres inaudita- en este caso, más cercana al expresionismo). tan solo vemos la imagen de Cristo, olvidando a quienes la llevan por detrás. Dos intérpretes masculinos que además de encargarse de manipular la talla representan otros roles a lo largo de la obra teatral, cuya duración aproximada es de una hora. Así pues, tenemos a Pedro y a Judas, por ejemplo, y a otros personajes bíblicos anónimos encargados de transmitir las diferentes historias, como si fuesen meros testigos simbólicos de los acontecimientos, o vaticinadores de un futuro argumental. Por poner un caso concreto: El personaje de la Virgen, sosteniendo al Cristo recién nacido, es avisado por estos emisarios de su cruel destino: morir para salvar a la Humanidad.
Una serie de velas van siendo apagadas a medida que la historia que relata la Historia avanza: Jesús crece, se bautiza, concede los primeros milagros, conoce a María Magdalena, entra en Jerusalén, asiste a la Última Cena, es besado y traicionado, es crucificado y asciende a los cielos. Los colores, el rojo y negro, representativos de esa Pasión y ese Luto. El texto, plagado de expresiones y palabras arcaicas, nos retrotrae a un pasado, mientras que la moderna teatralización nos sitúa en el presente.

Merece la pena conocer parte de nuestro patrimonio inmaterial, puesto al alcance de todos de una manera tan cómoda y sencilla. Solo hace falta revisar los eventos que tienen lugar en nuestra comunidad, en nuestro país.

1 comentarios:

Poniboy 22 de abril de 2014, 7:13  

Magnífica entrada. ¡Es una forma preciosa de hacer justicia a uno de los espectáculos teatrales más exquisitos de los últimos años!

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP